viernes 28/1/22

Santander alcanzó los 7.713.728 usuarios en los itinerarios de movilidad vertical en 2021, una cifra que se acerca a los ocho millones de usuarios contabilizados en 2019, previos a la pandemia del Covid.

El concejal de Movilidad Sostenible y Fomento, César Díaz, ha destacado que "existe una tendencia al alza en el uso de estas instalaciones que hace suponer que próximamente se restablecerá el tráfico prepandemia, ha indicado el Ayuntamiento en nota de prensa.

Así, ha asegurado que el Consistorio apuesta por una movilidad cada vez más sostenible, primando los desplazamientos a pie, en bicicleta o transporte público, frente a los desplazamientos en vehículo privado.

"Por eso vamos a seguir apostando por proyectos de movilidad peatonal que benefician a muchos vecinos y mejoran la calidad de vida de colectivos con dificultades para desplazarse", ha añadido.

En este sentido, ha recordado los dos nuevos proyectos que se encuentran actualmente en tramitación: la mejora de la movilidad peatonal entre las calles Jesús de Monasterio y Juan XIII, que incluirá la instalación de tres tramos de rampas en la calle Florida y dos tramos más de escaleras mecánicas en el parque Recaredo, con un presupuesto de 2,1 millones; y el itinerario vertical del Paseo de Canalejas, compuesto por cinco rampas, que se ubicarán en el primer tramo de calle, con una inversión de 2,5 millones.

Ambos se sumarán a las 15 instalaciones en marcha, que han supuesto una inversión municipal global de 26,3 millones.

USUARIOS 2021 POR EJES

El edil ha detallado los datos de usuarios del anterior ejercicio, con promedios diarios y horarios que se acercan a los de 2019, en torno al 93 por ciento.

Analizando los datos por ejes, en los principales (Río de la Pila, Alceda, Numancia, Eulalio Ferrer y los ascensores de la pasarela Castilla-Hermida / Peña del Cuervo), el tráfico actual ronda el 80 por ciento del que había en 2019, mientras que en el caso de la Universidad y Quevedo-Vista Alegre, el porcentaje alcanza el 95 por ciento.

En el caso de Lope de Vega - General Dávila, el tráfico actual (641.277 usuarios en 2021) es incluso mayor que el año anterior (113%), algo parecido a lo que sucede con las escaleras y rampas del Gurugú, que en 2021 alcanzaron los 280.248 usos frente a los 271.413 y 210.487 de 2020 y 2019 respectivamente, lo que supone un porcentaje del 133 por ciento.

Respecto a los nuevos itinerarios y tomando como base 2020 (ya que se estrenaron en 2019), tanto en Enrique Gran como en la calle Valencia, el tráfico ha aumentado un 115% y un 125%, respectivamente, mientras que el de la Avenida del Faro, inaugurado en enero de 2021, ha alcanzado los 124.000 usuarios en su primer año de funcionamiento.

"Todos debemos comprometernos a caminar más, a desplazarnos por la ciudad a pie o en bicicleta, a optar por una movilidad activa que es necesaria para Santander y muy beneficiosa para nuestra salud", ha concluido.

Santander se acerca a los ocho millones de usuarios en itinerarios verticales y...
Comentarios