jueves. 08.12.2022

La alcaldesa de Santander, Gema Igual, ha entregado este miércoles los diplomas acreditativos a los trabajadores municipales que han completado el curso de Soporte Vital Básico y desfibrilación externa automática, enmarcado en las acciones previas a la aprobación del Plan municipal de Cardioprotección.

La regidora, que ha estado acompañada por la concejala de Salud, Noemí Méndez, y el responsable municipal de Protección Ciudadana Pedro Nalda, ha felicitado a este grupo de funcionarios que acaban de completar la formación del total de 21 trabajadores del Consistorio que ya han realizado el curso.

Igual ha afirmado a través de un comunicado que a través de estas acciones "Santander sigue avanzando para convertirse en una ciudad cardioprotegida" y ha asegurado que el Ayuntamiento "es consciente de la importancia de capacitar a los ciudadanos para que sepan actuar ante una parada cardiaca extra-hospitalaria".

Los cursos han tenido una duración de 16 horas y los participantes, -personal que presta servicios en los mercados municipales de la Esperanza y México y miembros de la Policía Local- han superado las pruebas de evaluación teórico-prácticas y las demás condiciones exigidas por el programa de formación del Plan Nacional de RCP (Resucitación Cardiopulmonar) de la Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias (SEMICYUC).

En la fase teórica, los funcionarios municipales han tratado contenidos como la parada cardiaca, la cadena de supervivencia o la desfibrilación externa automática, mientras que en la parte práctica han aprendido a aplicar técnicas como la RCP básica, el uso de mascarilla para la ventilación boca a boca o técnicas ante el atragantamiento.

El Ayuntamiento de Santander está completando la primera fase del plan, en la que se incluyen la instalación de desfibriladores en mercados, sede de la policía y Casa Consistorial; reuniones de coordinación con el 061, cursos de formación y el establecimiento de los lugares públicos en los que van a instalarse los nuevo equipos de desfibrilación.

Una vez completada esta fase, el plan continuará con la licitación de los nuevos DEA (desfibriladores automáticos), -que serán alrededor de 50 unidades-, junto con la señalética, mantenimiento, formación y campañas de sensibilización.

También está previsto presentar una aplicación que permita geolocalizar los DEA y ofrezca consejos a los usuarios sobre primeros auxilios (registros, avisos de incidencias, mantenimiento, reciclaje formativo, etc.) además de instrucciones de uso.

21 funcionarios se forman en desfibrilación y soporte vital básico
Comentarios