miércoles. 06.07.2022

El PSOE de Santander se ha quedado este jueves solo en el Pleno en su propuesta de que se pudieran celebrar bodas en la playa de los Bikinis como un modo de promocionar turísticamente la ciudad.

La propuesta de los socialistas ha contado con el voto en contra de los integrantes del equipo de Gobierno (PP y Cs) y la abstención del resto partidos de la oposición (PRC, Unidas x Santander y Vox)

Concretamente, en la moción se pedía que se elaborase un estudio de viabilidad sobre la organización de bodas en la playa, que incluyera una estimación del incremento de costes y de las tarifas en esta nueva modalidad.

Además, pedía que las bodas se declarasen Fiestas de Interés Turístico Local y que se clarificara el formato de las bodas civiles en la ciudad y los supuestos en los que puedan ser 'pet friendly', esto es que admitan mascotas, en una alusión a la recientemente celebrada del exalcalde de la ciudad, Íñigo de la Serna, en el Palacio de la Magdalena, en la que participó el perro de la pareja.

Después de que el portavoz socialista Daniel Fernández justificase la propuesta de celebrar las bodas en la playa fuera una demanda ciudadana, la concejala de Turismo, Miriam Díaz, ha señalado que, tras consultar con el servicio de Protocolo, no ha existido "una sola petición por escrito de ninguna pareja" solicitándolo.

Además, ha defendido que Santander ya cuenta con un "lugar increíble" para celebrar enlaces civiles, como es el Palacio de la Magdalena, un espacio que "en un año normal, más de 200 parejas" eligen para celebrar su boda, "muchas" de fuera de Cantabria.

También ha destacado todos los medios que harían falta para celebrar un evento de este tipo en la playa (megafonía, tomas de sonido, conexión eléctrica, carpas por si llueve, atriles, sillas o decoración) y ha advertido de que además habría que "duplicar" personal para poder compatibilizar las bodas en la Magdalena con las de los arenales.

Además, Díaz considera que la idea del PSOE de celebrar bodas en la playa "no es la solución" ni es algo que hayan propuesto los agentes del sector y no ayudará al "principal reto" que tiene Santander en materia turística, que es desestacionalizar el turismo y que hacer que acudan a la ciudad más visitantes en temporada baja, no solo en verano.

Así, ha indicado que la propuesta del PSOE va en sentido "contrario" a lo que se necesita. "No necesitamos más actividades en verano, no debemos apostar por más eventos en temporada estival más allá de los previstos o tradionales en la ciudad".

El portavoz del PSOE ha lamentado que no haya salido adelante esta propuesta, cuando, a su juicio, es una "buena idea" y podría ser un "atractivo turístico" y "una fuente de ingresos" para las arcas municipales, por las tasas de boda, y también para el sector hostelero de la ciudad.

De hecho, considera que "en un futuro no muy lejano" se acabarán celebrando enlaces en la playa de Bikinis.

Por otro lado, el Pleno ha rechazado también una moción del Grupo Regionalista instando al Gobierno de Cantabria y al Ayuntamiento de Santander, a través del Consejo de Administración de la Sociedad del Casino de Santander, a realizar un estudio de alternativas viables sobre los usos de este inmueble.

El portavoz del PRC, José María Fuentes-Pila, ha defendido que el Casino acoja otros usos que le sitúen como "elemento de primera magnitud" dentro del mundo del ocio y la cultura, limitando los espacios destinados a juego y apostando por opciones como un teatro municipal.

Sin embargo, los portavoces del PP y Vox han votado en contra de la moción considerado que es el Consejo de Administración de la sociedad al que corresponde tomar una decisión al respecto.

El PSOE se queda solo en su petición de celebrar bodas en la playa de Bikinis
Comentarios