El PRC de Santander pide medidas urgentes ante los "serios peligros" que supone un alumbrado público deteriorado

El Grupo Regionalista en el Ayuntamiento de Santander pedirá en la próxima comisión de Desarrollo Sostenible una auditoría sobre el estado de conservación del alumbrado público y que se tomen medidas "con urgencia" para solucionar los "serios peligros" que supone para los ciudadanos el "estado de deterioro y de abandono" en el que se encuentra una gran parte de las farolas del alumbrado público de la ciudad, "ya que son demasiadas las luminarias que se encuentran en un estado lastimoso".

Para los regionalistas, la situación "de abandono" y "deterioro" de las mismas suponen "serios problemas para la integridad física de los ciudadanos", y como ejemplo se ha remitido al suceso ocurrido hace unas semanas, cuando una farola del Paseo Marítimo se desprendió, dejando al descubierto las tuercas y tornillos "totalmente podridos".

"Las instalaciones de alumbrado público dejan mucho que desear y no pueden acabar siendo un elemento peligroso para los ciudadanos", ha criticado el PRC en un comunicado.

Los regionalistas han advertido que las farolas y los elementos de alumbrado público necesitan de un mantenimiento adecuado "que no se está llevando a cabo", ni en el centro ni en los barrios, ante la necesidad de que los registros, conexiones y empalmes posean un cierre seguro a una altura del suelo que impida el acceso de los menores, y que las arquetas estén en una caja "suficientemente fuerte y estanca".

Junto a ello consideran necesario que los anclajes de las bases de todas las farolas se renueven "por completo para que queden perfectamente sujetas y den una mayor seguridad y tranquilidad a los vecinos".

Comentarios