La integración ferroviaria de Santander acabará en 2029 y se encarece 85 millones, hasta los 272

Las obras de la integración ferroviaria en Santander arrancarán en 2026 y concluirán en 2029. Además, costarán 85 millones más de lo previsto inicialmente, al pasar la inversión de 187,1 millones calculada hace seis años a 272,7 millones en la actualidad, por el incremento de los precios de las materias primas.

Ese encarecimiento ha motivado la actualización del montante, abordada este jueves en una reunión de la Comisión de Seguimiento del proyecto, en la que las tres administraciones implicadas (estatal, regional y municipal) han acordado suscribir una adenda en los mismos términos de financiación previstos en el convenio inicial.

Así, se mantiene que el 50 por ciento de la actuación será sufragada por Adif, el 30% por el Gobierno de Cantabria y el 20% restante por el Ayuntamiento.

También se han analizado los plazos de ejecución del proyecto en el encuentro, celebrado en la capital cántabra y del que ha informado el Ministerio en un comunicado.

Este departamento aprobará este año, a través de Adif, el proyecto del edificio de oficinas, cuya construcción se licitará en 2025 y, posteriormente, abordará el proyecto del desvío y la estación provisional. En 2026 se aprobarán el resto de los proyectos.