Los inspectores de Trabajo se concentran en Santander para pedir más plantilla y mejoras salariales

Casi medio centenar de empleados de la Inspección de Trabajo se han concentrado este mediodía en Santander para reclamar más plantilla --entre dos y cuatro plazas de personal complementario-- y las mejoras contempladas en el acuerdo de julio de 2021, que recogen incrementos salariales.

En la concentración, convocada a nivel nacional y celebrada en Cantabria en las puertas del edificio Ministerios, que acoge la sede de la Inspección, la presidenta de la Junta de Personal de la Administración General del Estado (AGE) en Cantabria y delegada UGT, Carmen Ruiz, ha explicado que el motivo de la misma es "luchar" por el cumplimiento de la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) y unos medios "más actualizados y avanzados en las aplicaciones informáticas", además de una mejora del personal, "que cada día es más deficiente en la Administración del Estado".

Una falta de personal que, en el día a día, supone mayores cargas de trabajo. Porque "las medidas se van implementado pero el personal no, con lo cual la carga de trabajo va en ascenso", ha comentado.

Actualmente hay diez inspectores y 13 subinspectores, donde la plantilla está completa, y 16 trabajadores de personal de apoyo, de los que dos son interinos, con lo que "mañana se pueden ir", y otros dos está previsto que se vayan este año, con lo que demandan "por lo menos" cubrir la plantilla existente, es decir, entre dos y cuatro puestos para llegar a un total de 18.

En este sentido, la coordinadora de CCOO de la AGE en Cantabria, Yasmina Flores-Gispert, ha advertido que, además de que la plantilla actualmente está "muy mermada" --además de los dos internos "hay más plazas que cubrir"--, en cuatro años un 80% de la misma se va a jubilar, con lo que "si no hay una tasa de reposición, van a quedar trabajando cuatro". "Si ahora el trabajo no sale, dentro de poco va a ser imposible que salga", ha avisado.

Por eso reclaman que se cumpla la tasa de reposición y unas condiciones de trabajo "dignas para el personal, porque hay tal saturación que hace que vaya en detrimento de toda la ciudadanía".

Al hilo, ha explicado que cuando alguien presenta una denuncia a Inspección, supone que un inspector vaya a hacer la visita y un trabajador administrativo tenga que levantar acta si corresponde. "Una serie de labores que, si no hay personal, difícilmente se pueden hacer, lo que va en perjuicio de todos, por lo que lo que se pide realmente es para todos", ha explicado.

Al respecto, ha afirmado que anualmente se tramitan "muchísimas denuncias" pero "no todas las que se debiera" por el "cúmulo que hay; hay una carga de trabajo increíble", ha asegurado.

Además, reclaman mejoras salariales, "que se cumplan los pactos de 2021, que no se ha cumplido nada de nada", ha sostenido.

El sector de la Administración General del Estado de CCOO, CIG, CSIF, SITSS, SISLASS, UGT, UPIT y USESS han convocado para el próximo 25 de enero una segunda jornada de huelga en la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, que Ruiz y Flores-Gispert han animado a secundar en Cantabria. La concentración de este lunes en Santander ha contado con la presencia de la secretaria general de CCOO, Rosa Mantecón.

Comentarios