jueves. 29.09.2022

La alcaldesa de Santander, Gema Igual, ha recibido este viernes en el Ayuntamiento a los niños saharauis que participan en el programa 'Vacaciones por la Paz', impulsado por las ONG 'Cantabria por el Sahara' y 'Alouda'.

Este programa tiene por objetivo alejar a los menores saharuis de las duras condiciones climatológicas que se viven en verano en los campamentos, con temperaturas que pueden superar los 55 grados.

En la recepción, a la que también ha asistido la concejala de Inmigración y Cooperación al Desarrollo, Lorena Gutiérrez, la regidora ha felicitado a las dos asociaciones cántabras por el trabajo que realizan para "mejorar la situación" saharaui, y ha reconocido a las familias de acogida su "gesto solidario".

Igual ha remarcado que el Ayuntamiento de Santander es "sensible" a la situación de estos campamentos y, por ello, es "continua" la colaboración, tanto a través de ayudas económicas que reciben 'Cantabria por el Sahara' y 'Alouda' para este programa, como con otra serie de iniciativas.

Además ha incidido en que a través de los convenios del Ayuntamiento con estas ONG, se contribuye a costear el desplazamiento desde los territorios saharauis a la región, y se apoyan las labores de sensibilización que realizan las asociaciones.

Por último, Igual ha ensalzado la labor de "reivindicación y solidaridad" que realizan ambas organizaciones, al tiempo que ha abogado por seguir concienciando a los ciudadanos de "lo que está pasando" y de la necesidad de poner solución a esta situación.

La Delegación Daharaui en Cantabria y los presidentes de 'Alouda', Natalia Correa, y 'Cantabria por el Sahara', Gabriel Herrería, han hecho hincapié en que el pueblo saharaui "tiene derecho a vivir libre en su tierra".

VACACIONES EN PAZ

'Vacaciones en Paz' es un programa de ayuda humanitaria y de sensibilización política, y que tiene por objetivo prioritario, alejar a los menores de las duras condiciones climatológicas que se dan en el desierto en verano.

Este programa consiste en el acogimiento durante julio y agosto de un menor saharaui, de entre 7 y 12 años, por parte de familias voluntarias de Cantabria.

Esta iniciativa además busca una doble dirección: por un lado, mejorar la calidad de vida de los menores y, por otro, transmitir a la ciudadanía cántabra y a los poderes públicos, la urgencia de resolver de forma justa y definitiva el conflicto del Sáhara Occidental.

Las ONG y las familias implicadas en el programa aportan a los menores que pasan su verano en Cantabria un reconocimiento médico completo, vacunas si fuera necesario, complementan sus carencias nutricionales y posibilitan la adquisición de conocimientos complementarios a los de la escuela, los menores conocen una cultura y una forma de vida diferentes, a la par que comparten la suya con las familias de acogida.

Igual recibe a los niños saharauis que participan en el programa 'Vacaciones por la Paz'
Comentarios