lunes 29/11/21

La Policía Local de Santander ha detenido este martes en sendas operaciones a los conductores de dos turismos, a uno por llevar un arma en el coche teniendo retirada la licencia por orden judicial, y a otro por tener cannabis.

Según han informado fuentes policiales, el primero sufrió anoche un accidente y en su vehículo se encontró una pistola de aire comprimido debajo de su asiento sin ningún tipo de medida de seguridad y comprobar que tiene retirada la licencia de armas por orden judicial.

Los hechos tuvieron lugar a las 22.45 horas en la calle Julio Jaurena, después de que el coche que conducía el detenido se saliera de la vía y sus ocupantes fueran asistidos por el 061.

Una vez identificado el conductor, de 25 años, y al observar los agentes que mostraba una actitud muy nerviosa y se contradecía, inspeccionaron el vehículo, donde encontraron un cúter y la pistola de aire comprimido sin ningún tipo de medida de seguridad, así como una bandolera, una caja de plástico con gran cantidad de balines metálicos y una bombona de aire comprimido.

Tras reconocer el conductor reconoció que carecía de licencia para llevar este tipo de armas, se solicitaron sus antecedentes penales, comprobándose que pesa sobre él una prohibición de portar armas dictada por el Juzgado de lo Penal 5 de Santander, por lo que fue detenido por un supuesto delito de quebrantamiento de condena.

El segundo conductor fue arrestado tras encontrarse en su coche un trozo de resina de cannabis, con un peso de 34 gramos, y 320 euros en billetes. La intervención se produjo sobre las 19.15 horas en un control policial en el Paseo de Canalejas.

Una vez detenido el vehículo, que desprendía un fuerte olor a cannabis, los agentes vieron que el conductor, de 28 años, estaba bajo los efectos de estupefacientes, observando además restos de dicha sustancia en el asiento trasero.

Por tal motivo, se solicitó la presencia de un agente con un perro especializado, que hizo un marcaje positivo en la zona del asiento del conductor, localizando en la parte trasera de su pantalón el trozo de la citada sustancia. En el registro también se incautaron 320 euros, repartidos en tres billetes de 50, tres de 20, 10 de 10 y 2 de 5.

El conductor fue detenido por un supuesto delito contra la salud pública y en la prueba de sustancias psicotrópicas y estupefacientes dio positivo en THC y opiáceos, por lo que se le incoó expediente.

DELITOS CONTRA LA SEGURIDAD VIAL

Por otra parte, se instruyeron diligencias por supuestos delitos contra la seguridad vial a tres conductores que dieron positivo en alcoholemia, superando uno más de cuatro veces la tasa permitida y los otros más del doble.

La primera intervención tuvo lugar a las 19 horas en el Paseo de General Dávila, tras recibirse una llamada en el 092 informando de que un conductor que repostaba combustible en una gasolinera podría encontrarse ebrio, ya que oscilaba, confundiendo el surtidor de gasoil con el de gasolina y conduciendo de forma errática.

La segunda, a las 20.50 horas, en la Avenida de Reina Victoria, después de que el conductor fuera interceptado por cometer una infracción de tráfico.

Y la tercera a las 01.15 horas, en la calle Alta, tras salirse de la vía un turismo y colisionar contra una señal vertical situada en la isleta, ocasionando daños materiales.

Detenidos dos conductores por llevar un arma y droga en sus coches
Comentarios