sábado. 02.07.2022

La Policía Local de Santander ha detenido a un hombre de 34 años que viajaba de pasajero en un taxi por tirar una botella a la calzada y dar un puñetazo a un agente.

Los hechos se produjeron en la madrugada del sábado, sobre las 4.15 horas, en la calle Guevara, en el transcurso de un control preventivo.

Los agentes vieron a un taxi que circulaba en dirección al control y cómo un pasajero abría la puerta del vehículo y tiraba una botella de cristal a la calzada, por lo que procedieron a dar el alto al vehículo para identificar al usuario.

Tras ser identificado e informado de que iba a ser denunciado administrativamente por haber tirado la botella, el pasajero empezó a insultar a los agentes. El hombre fue invitado en reiteradas ocasiones a entrar en el taxi para poder continuar la marcha, pero reaccionó de forma agresiva contra los agentes, lanzándole un puñetazo a uno de ellos, por lo que tuvo que ser reducido y detenido, a lo que opuso una gran resistencia, a la vez que seguía lanzándoles patadas y golpes.

Por estos actos se han instruido diligencias judiciales por un supuesto delito de atentado a agente de la autoridad.

Por otra parte, durante el fin de semana, la Policía ha instruido diligencias judiciales contra diez conductores por diversos motivos, como circular con la ITV caducada llevando una pegatina que no se correspondía al vehículo, circular sin permiso de conducción o con él retirado, o por superar la tasa de alcoholemia permitida.

Igualmente, este fin de semana se ha denunciado a los responsables de seis establecimientos hosteleros ubicados en distintas calles de la ciudad, dos de ellos, situados en las vías San Emeterio y Ataúlfo Argenta, por permitir la estancia y venta de alcohol a menores de 18 años. El local de la calle San Emeterio fue denunciado en dos ocasiones, el viernes y el sábado, por el mismo motivo.

Detenido el pasajero de un taxi por tirar una botella a la calzada y agredir a un policía
Comentarios