Un conductor triplica la tasa de alcohol tras chocar con una señal y salir lanzada contra una ambulancia

Un conductor triplicó anoche la tasa de alcoholemia tras salirse de la vía en Santander, golpear el bordillo y subirse a una zona ajardinada donde chocó con una señal vertical que arrancó y salió lanzada hasta impactar con una ambulancia que circulaba por la misma calle.

El accidente ocurrió sobre las 23.00 horas de ayer en la calle Joaquín Salas, sonde acudieron miembros de la Unidad de Atestados de la Policía de Santander para hacer la prueba de alcoholemia a ambos conductores.

Los policías instruyeron las preceptivas diligencias judiciales al conductor del coche en calidad de investigado no detenido por un supuesto delito contra la seguridad vial, mientras que el vehículo fue retirado por una grúa urbana al Depósito Municipal de Ojáiz.

Además, en la tarde y la noche de ayer la Policía interceptó a otros tres conductores sin el permiso de conducir en vigor, uno de ellos porque no se había sacado el carné. A todos ellos se les abrieron las preceptivas diligencias judiciales como investigados no detenidos.

El primero, un joven de 21 años, fue interceptado en el Paseo de General Dávila pasadas las cinco de la tarde por una infracción contra las normas de circulación, y al pedirle la documentación se comprobó que no tenía carné de conducir.

Ya a las 22.00 horas, los agentes dieron en la calle Bolado con otro conductor con una pérdida de vigencia del permiso de conducir dictada por el Juzgado de lo Penal número 4 de Santander. Posteriormente, descubrieron que había estado implicado en una colisión en la Avenida de la Constitución y se había dado a la fuga.

Finalmente, a las 00.30 horas la Policía paró durante un control preventivo en la calle Aviche a un conductor sin puntos en el carné, que además dio positivo en alcohol. También se le incautó una navaja que llevaba en la guantera del vehículo.

Comentarios