lunes. 05.12.2022

El Ayuntamiento de Santander ha iniciado este martes las obras de la nueva conexión mecánica entre Jesús de Monasterio y Juan XXIII, que ejecutará Ferrovial durante los próximos 10 meses y cuentan con una inversión municipal de 1,7 millones de euros.

Serán tres tramos de rampas mecánicas en la calle Florida y dos más de escaleras mecánicas entre Cisneros y Juan XXIII, que permitirán salvar un desnivel total de 23 metros: 14 entre Rubio y Cisneros; y 9 metros más entre Cisneros y Juan XXIII a través del parque Recaredo.

La alcaldesa Gema Igual, acompañada por vecinos del entorno y los concejales de Fomento, César Díaz, y Barrios, Lorena Gutiérrez, ha asistido al inicio de las obras, donde ha explicado las tres fases en las que se desarrollarán, acordadas con los vecinos en distintas reuniones con el objetivo de minimizar las afecciones en el entorno.

La regidora, que ha pedido disculpas a los residentes por las molestias que las obras les puedan ocasionar, ha destacado la importancia de este proyecto para la mejora de la movilidad peatonal, la calidad de vida de los vecinos y la revitalización urbana, económica y social de toda la zona.

"Vamos a facilitar los desplazamientos de muchos vecinos y, especialmente, de las personas mayores o con problemas de movilidad", ha remarcado Igual, quien ha señalado que existe un compromiso con los vecinos para estudiar la prolongación de este itinerario hasta General Dávila, de modo que se pueda completar un eje transversal norte-sur en toda ladera.

Según ha explicado, las rampas de La Florida discurrirán junto a la acera este de la calle. La primera, cubrirá el tramo inferior, con un desnivel de 3,5 metros y una inclinación de 10 grados; la segunda, irá en el tramo superior de la calle para salvar un desnivel de 3,3 metros; y la tercera, en la última parte del vial, donde existe un desnivel de 3,7 metros.

Por su parte, la primera escalera del parque de Recaredo cubrirá el desnivel entre la calle Monte y la plataforma estancial intermedia para superar un desnivel de 4,3 metros y una inclinación de 35 grados; y la segunda, salvará una altura de 4,7 metros para conectar esta plataforma intermedia con la superior, donde se ubica un aparcamiento.

También se instalarán elementos de videovigilancia, se soterrarán los tendidos eléctricos y se actuará en la mejora del saneamiento y abastecimiento de esta calle de la calle Florida.

Se colocarán nuevos elementos de iluminación en la zona de Recaredo y la instalación eléctrica de impulso de los elementos, del alumbrado y la red de fibra óptica, y se procederá a renovar los tramos de acera afectados con la colocación de baldosa granítica, elevando además la calzada al nivel de la acera de forma que pasará a ser semipeatonal.

Por último, en Cisneros está previsto crear un nuevo paso de cebra elevado hasta la esquina de la Gota de Leche que desemboque en el primer tramo de escaleras de Recaredo y se remodelarán las zonas verdes de este parque.

La alcaldesa ha destacado la apuesta de Santander por una movilidad sostenible y peatonal, donde se enmarca también el nuevo itinerario de Canalejas, que comenzará a construirse próximamente, o el que unirá Gamazo y Reina Victoria, cuyo proyecto ya está en marcha.

Santander cuenta ya con 15 itinerarios mecánicos que han supuesto una inversión global de 26,3 millones de euros y por los que se desplazan 8 millones de usuarios al año.

FASES DE LA OBRA

La fase 1 (Florida, entre Magallanes y Jesús de Monasterio) tendrá una duración de unos seis meses y comenzará con la mejora de la red de saneamiento y abastecimiento, y la renovación de la pavimentación.

En esta zona se colocará la primera rampa y durante el tiempo de actuación, se mantendrá el tránsito peatonal en la zona. Hacia la calle Rubio, se dispondrá de las casetas de instalaciones de obra y el acceso con vehículos y maquinaria de obra a la zona de trabajo.

La fase 2 (Recaredo) comenzará en noviembre y se estima un periodo de ejecución de unos 5 meses. Comprenderá las escaleras de Recaredo y parte de la zona verde, incluyendo la rampa, donde se colocarán dos tramos de escaleras mecánicas.

Se adecuará la zona verde ampliando la red de riego y se instalará el saneamiento a conectar con la red existente. En la zona superior, se dispondrá una pequeña zona de acopio de materiales e instalaciones para los trabajadores.

La fase 3 de la obra (Florida, entre Magallanes y Cisneros) comenzará a finales de año, ya que están condicionados por la ejecución de un hotel en este tramo. En esta zona, se ubican dos rampas mecánicas y se estima que la duración sea de unos 5 meses.

Comienzan las obras de la nueva conexión mecánica entre Jesús de Monasterio y Juan XXIII
Comentarios