domingo. 27.11.2022

El accidente mortal ocasionado por una ambulancia el pasado mes de enero en Santander se juzgará como un delito leve, según el auto dictado en ese sentido por el juez instructor del caso, del que ha tenido conocimiento esta agencia.

Los hechos serán así enjuciados -por lo anteriormente conocido como delito de faltas- al calificarse la supuesta imprudencia cometida como no grave o menos grave.

La resolución del magistrado no ha sido recurrida por el fiscal, toda vez que esta parte no ha apreciado ninguna razón para sustentar la gravedad de la imputación, y en principio tampoco por la acusación particular, han explicado a Ep fuentes conocedoras del caso.

El atestado elaborado tras el siniestro concluyó que no hubo problema de frenos del vehículo sanitario, que se salió de la calzada cuando circulaba por la Bajada de Polio, invadiendo la acera y arrollando a varias personas, entre ellas una mujer de 76 años que falleció.

Tras la colisión, la Policía Local realizó el correspondiente informe, en el que se descartó que fallaran los frenos de la ambulancia.

El documento se finalizó en verano y se remitió en agosto al juzgado de Santander que instruye la causa tras el accidente, ocurrido sobre las 13.45 horas del sábado 15 de enero.

Días después, Ambuibérica, adjudicataria del transporte sanitario por carretera en Cantabria, aseguró que la ambulancia tenía todos los papeles en regla y las pastillas de freno y los neumáticos cambiados hacía "un mes". También, que circulaba a una velocidad inferior a la permitida en esa zona.

La concesionaria indicó además que el conductor llevaba "bastante tiempo" trabajando en la empresa y destacó que tenía larga experiencia en su profesión.

Añadía al respecto que el hombre estaba en estado de "shock" y "disgustado y contrariado" porque no sabía "lo que ha podido suceder" para que la ambulancia no efectuara correctamente la curva.

ACCIDENTE

El vehículo, que en ese momento realizaba un traslado programado, se salió de la calzada e invadió la acera, arrollando a la fallecida y a su marido, de 78 años, que fue trasladado herido al Hospital Valdecilla, junto a dos pacientes que iban en la ambulancia.

Los Bomberos municipales atendieron junto a los efectivos sanitarios a las personas atropelladas, algunas de las cuales quedaron atrapadas bajo el vehículo. En total, tres fueron evacuadas al centro hospitalario con heridas de diversa consideración.

Tras terminar el rescate, los bomberos, con ayuda de un camión grúa, pudieron devolver a la calzada la ambulancia accidentada. En el lugar se personó la alcaldesa, Gema Igual, para interesarse por el estado de las víctimas.

El atropello mortal de la ambulancia en Santander se juzgará como delito leve
Comentarios