jueves. 30.06.2022

Los alumnos del colegio Quinta Porrúa, acompañados por los artistas Jank y Marta, han convertido la fachada norte del centro educativo en un viaje a la historia del barrio San Francisco.

Así, la pintura realizada está relacionada con unas fotografías del libro 'Historias del Barrio San Francisco' y que simboliza la importancia del trabajo en equipo, de la ayuda de los más jóvenes en la construcción del barrio, de cómo se unieron diferentes personas de diferentes lugares para trabajar con un objetivo común con el respeto por bandera y que, a día de hoy, es una situación extrapolable en la comunidad educativa.

La alcaldesa de Santander, Gema Igual, ha visitado el centro con motivo de la actuación en el friso del muro de esta fachada, colindante con General Dávila y que se ha desarrollado a través del Plan Integral Artístico vinculado con el programa de Tutoría entre Iguales (TEI).

Durante la visita, a la que también han asistido los concejales de Educación y Familia, Noemí Méndez y Álvaro Lavín, Igual ha destacado la importancia de esta iniciativa que tenía como objetivo que cada alumno del colegio conociera el origen y la historia del barrio donde vive, para que respete, cuide y valore el esfuerzo para conseguir los objetivos.

La regidora ha destacado la importancia de este tipo de iniciativas, pero no solo desde el punto de vista educativo, "sino también desde el artístico y social", por lo que ha felicitado a los responsables del centro educativo y ha reconocido su enorme labor con los alumnos, su implicación, su trabajo y su esfuerzo "por aportar nuevos alicientes en el proceso de aprendizaje de los escolares".

Tal y como ha recordado, esta actuación está encuadrada dentro de las actuaciones que fomentan la convivencia en el centro escolar, donde el Programa TEI (Tutoría entre Iguales) ocupa un aspecto nuclear.

Así, Igual ha señalado que el Ayuntamiento seguirá colaborando con la formación a centros educativos de Santander y sus familias en este programa de prevención de violencia y acoso escolar y ha explicado que este programa -que implica a toda la comunidad educativa y que está implantado en 23 centros- tiene como objetivo mejorar la integración escolar y trabajar por una escuela inclusiva y no violenta, fomentando que las relaciones entre iguales sean más satisfactorias.

Asimismo, como uno de los centros pioneros del programa TEI, junto con el colegio Elena Quiroga y el Colegio Verdemar, Igual ha puesto en valor el inmenso trabajo que se desarrolla desde el centro Quinta Porrúa, "concienciando a los alumnos en la buena convivencia, la tolerancia a las diferentes culturas y a las distintas formas de pensar y actuar".

Finalmente, ha recordado que la semana pasada Santander se convirtió en la primera ciudad TEI de España y que el objetivo ahora es sacar el programa de las aulas a través de charlas en centros cívicos implicando a familias, monitores de tiempo libre o de comedores escolares.

El programa TEI inició su desarrollo teórico y estructural en el año 1999 a partir de la idea original de Andrés González Bellido; y su aplicación en centros educativos en el curso 2002-2003. Actualmente es el programa de mayor implementación a nivel español (por centros que lo aplican, por profesorado formado y por alumnos implicados) y uno de los primeros a nivel mundial.

Artistas y alumnos del Quinta Porrúa pintan la historia del barrio en una fachada del...
Comentarios