domingo 22/5/22

La Asociación para la Defensa de los Recursos Naturales de Cantabria (ARCA) ha criticado la poda de árboles "innecesaria y carente de profesionalidad" llevada a cabo en el talud entre la avenida de Reina Victoria y las playas de Santander, y ha pedido al Ayuntamiento una gestión "más profesional" del arbolado de la ciudad.

Así lo ha trasladado la asociación en sendos escritos dirigidos a la alcaldesa, Gema Igual, y a la concejala de Medio Ambiente, Margarita Rojo, en los que ha manifestado su "queja y malestar por la ausencia de profesionalidad en esta actuación".

En nota de prensa, Arca recuerda que desde hace dos años viene reclamando al Ayuntamiento que "modernice" su gestión del arbolado, fijándose el objetivo de "mantener la forma natural de los árboles y evitando su mutilación".

Frente a ello, considera que la poda efectuada recientemente en el citado talud, en una franja al borde de la bahía "emblemática por su excepcional belleza", es un ejemplo de actuación "innecesaria y carente de profesionalidad".

"No se debe de podar los árboles de esta manera, porque arruina su belleza, perjudica su salud y compromete su seguridad a medio plazo", señala la asociación, que sostiene que "lo profesional y adecuado" es realizar un estudio pormenorizado de cada árbol del talud, "para hacer compatible la conservación de los mejores ejemplares, que mejoran el disfrute del paisaje en lugar de comprometerlo, porque aportan al mismo un primer plano que da mayor calidad y profundidad a la vista".

En este sentido, señala que "cada especie de árbol tiene su forma y estructura característica que le es propia" y que la poda "abusiva realizada de forma indiscriminada e igual para todas las especies, supone una agresión esencial a la misma estructura propia del árbol, que destruye su morfología, amenaza su supervivencia, y desnaturaliza el paisaje urbano".

"Cuando se arruina la belleza de un árbol mediante su desmoche o poda excesiva, se afea el entorno donde crece para muchos años, o en la mayoría de los casos, para siempre", recalca Arca, para la que "no es coherente que mientras se promueven actuaciones de plantación de árboles jóvenes" en Santander, el servicio de parques "se dedique a maltratar a los árboles crecidos y de gran porte" que ya existen.

A su juicio, "resulta una contradicción plantar árboles, para después desarrollar una gestión basada en la deformación y agresión periódica de los que ya existen".

Y añade: "Los árboles son seres vivos con extraordinarios efectos positivos para la calidad de vida de los habitantes y de la fisonomía urbana de la ciudad: por lo que no es aceptable que todavía los árboles en Santander sean tratados por los responsables del ayuntamiento, como objetos decorativos, postes, o mero mobiliario urbano".

Por todo ello, Arca ha solicitado al Ayuntamiento que evite seguir efectuando más podas en el talud de ladera sur de Reina Victoria, que "detenga definitivamente" la práctica de las podas excesivas en el municipio y que efectúe los "cambios técnicos" necesarios en la gestión, tratamiento y conservación de los árboles, "para garantizar que cada especie conserve su forma y estructura característica, y pueda ofrecer sus beneficios de forma plena a la ciudad y a sus habitantes".

Arca critica la poda de árboles en el talud entre Reina Victoria y las playas de Santander
Comentarios