Industria destina ayudas de 900.000 euros a las pequeñas empresas comerciales de Cantabria

La Consejería de Industria ha destinado 900.000 euros para que las pequeñas empresas comerciales minoristas de Cantabria puedan mejorar sus establecimientos para hacer frente a los cambios y nuevos hábitos de los consumidores.

Así, la convocatoria, publicada el pasado viernes en el Boletín Oficial de Cantabria (BOC), pretende incentivar inversiones para obras de acondicionamiento y reforma de los establecimientos y para eliminar barreras arquitectónicas; adquisición de equipamiento comercial y maquinaria relacionados con la actividad desarrollada (se incluyen remolques-tienda y camiones-tienda para comerciantes ambulantes), e instalación de sistemas de seguridad para la vigilancia.

El consejero de Industria, Javier López Marcano, ha justificado estas ayudas explicando que los nuevos formatos comerciales, como los hipermercados y centros comerciales, han modificado los hábitos de los consumidores, y para hacer frente a esos cambios por parte de las pequeñas instalaciones se necesita un notable esfuerzo económico que se quiere apoyar desde la Consejería.

Marcano ha insistido en la necesidad de defender a la pequeña distribución comercial que "constituye un elemento clave en la economía por su contribución al empleo, a la producción, al urbanismo y a la calidad de vida de los ciudadanos", y ha añadido que con estas ayudas se pretende "mejorar su rentabilidad y aumentar sus posibilidades de participación y permanencia en el mercado".

También ha señalado que la orden tiene en cuenta la situación de la cuenca del Besaya con un tratamiento diferenciado de esta zona que incluye los municipios de Cartes, Los Corrales de Buelna, Miengo, Polanco, Reocín, San Felices de Buelna, Santillana del Mar, Suances y Torrelavega.

Los beneficiarios son las pequeñas empresas radicadas en Cantabria, es decir que tengan una plantilla inferior a 50 personas y cuyo volumen de negocio anual sea inferior a 10 millones de euros.

Además, es necesario que la actividad principal del local se encuentre incluida en los siguientes epígrafes del Impuesto de Actividades Económicas: comercio al por menor de productos alimenticios, bebidas y tabaco realizado en establecimientos permanentes; y comercio al por menor de productos industriales no alimenticios realizado en establecimientos permanentes.

También, comercio en almacenes populares; comercio mixto o integrado al por menor; comercio al por menor fuera de un establecimiento comercial permanente; reparación de artículos eléctricos para el hogar y reparación de otros bienes de consumo; alquiler de bienes de consumo; lavanderías, tintorerías y servicios similares; salones de peluquería e institutos de belleza; servicios fotográficos y de fotocopias; servicios de enmarcación y servicios prestados al público por las agencias de viajes.

Para que el gasto sea subvencionable será necesario que se haya realizado y pagado entre el 9 julio de 2022 y hasta la fecha de fin de presentación de solicitudes, que será el próximo 18 de abril.

Las subvenciones podrán alcanzar hasta el 35 por ciento de los gastos subvencionables del proyecto de inversión, con carácter general, y hasta el 40 por ciento en el caso de que la empresa solicitante se encuentre adherida a la Junta Arbitral de Consumo y acredite pertenecer a alguna asociación de comerciantes y hasta una cantidad máxima de 6.000 euros por beneficiario.

Comentarios