jueves. 08.12.2022

El comité de Teka aplaza su decisión sobre la huelga a una reunión el lunes con la Dirección de Madrid

Trasladará los motivos del "malestar creciente" de la plantilla, en el que el despido de una pareja ha sido la "gota que ha colmado el vaso"

La decisión de la plantilla de Teka sobre si ir a la huelga tras el despido de una pareja de trabajadores "queda a la espera" de una reunión prevista para el lunes, 17 de octubre, en Santander, entre el comité de empresa, el CEO de la compañía y la directora de Recursos Humanos.

Así lo ha decidido este viernes en una reunión el comité de empresa de Teka (UGT-CSIF-CC.OO), que el pasado 11 de octubre anunció la convocatoria de una huelga indefinida a partir de la próxima semana tras el despido "injustificado" de dos compañeros, que además son pareja.

En una información remitida a los trabajadores de la planta, a la que ha tenido acceso Europa Press, el comité explica que en la reunión expodrá los motivos del "descontento" y el "malestar creciente de la plantilla" por distintos aspectos, que, según señala, han tenido en el despido de estos dos trabajadores "la gota que colmaba el vaso de un malestar creciente de la plantilla".

Entre los motivos a los que alude el comité está la "falta de veracidad" respecto a la aplicación del Plan de Competitividad en todas las fábricas de la compañía; la "pérdida progresiva de derechos y poder adquisitivo" del personal de Santander; el "descontento" con la gestión de la fábrica, la salida de personal y de procesos "clave" de la planta cántabra que, según afirma el comité, dejan al centro de trabajo "cada vez más tocado de cara el futuro".

Tras el encuentro del lunes y una vez expuestos a la Dirección los motivos del "descontento", el comité informará a la plantilla de los temas tratados y de las respuestas recibidas "y en función del resultado de dicha reunión se fijarán las medidas definitivas a adoptar".

"El deseo del comité, como lo ha sido siempre, es el de llegar a un entendimiento que sea favorable para todas las partes, y por ende, para la fábrica de Santander", concluye.

El comité se reunió el martes 11 de octubre de forma extraordinaria "dada la gravedad de la situación" y acordó tomar medidas para mostrar su "descontento" e instar a la Dirección de la empresa a "recapacitar".

La más destacada era una la huelga indefinida que se comunicó a la empresa y que, según explicaba entonces el comité, se informaría a los trabajadores del día de inicio una vez se realizaran las comunicaciones pertinentes a los organismos oficiales.

Además de la huelga, los representantes de los trabajadores decidieron elaborar una carta dirigida a la cúpula directiva del grupo al que pertenece la empresa, pidiendo una reunión para trasladar sus "inquietudes" en persona y manifestar el "descontento" de los empleados con la Dirección de la planta de Teka ubicada en Cajo.

Ahora, con la reunión ya prevista para el lunes, las medidas que finalmente se adoptarán se decidirán tras dicho encuentro.

El comité de Teka aplaza su decisión sobre la huelga a una reunión el lunes con la...
Comentarios