jueves. 11.08.2022

Protección Civil alerta de nevadas en mitad norte, temporal en Cantábrico y Mediterráneo, y vientos en tierra

Las acumulaciones de nieve más importantes estarán en la Cordillera Cantábrica y también afectarán a cotas superiores a 700 metros

La Dirección General de Protección Civil y Emergencias del Ministerio del Interior, de acuerdo con las predicciones de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), ha alertado este martes 7 de diciembre de las nevadas en la mitad norte, temporal en las costas del Cantábrico y Mediterráneo, además de fuertes vientos en tierra.

Por ello, Protección Civil recomienda extremar las precauciones y adelantar, en la medida de lo posible, el regreso del Puente de Diciembre, por lo que aconseja mantenerse informado de la situación meteorológica y consultar el estado de las carreteras antes de iniciar el viaje.

Este martes se esperan fuertes nevadas en zonas de la mitad norte y del centro peninsular. Las áreas que podrían verse más afectadas son la Cordillera Cantábrica, durante el martes y el miércoles, y el área pirenaica el jueves, con acumulaciones de hasta 20 centímetros en 24 horas a diferentes cotas según zonas, además de riesgo por aludes. La cota de nieve se sitúa en los 700 metros en la mayor parte de las zonas afectadas.

En el caso de la nieve, recomienda tener cuidado con las placas de hielo, revisar los neumáticos, anticongelantes y frenos y llenar el depósito de gasolina. Si está atrapado en la nieve, aconseja permanecer en el coche, con la calefacción puesta, renovando cada cierto tiempo el aire, y vigilar que el tubo de escape no se obstruya para evitar que los gases penetren en el interior del vehículo, entre otros consejos.

Las previsiones también alertan de vientos costeros y fuerte oleaje aparecen en los litorales cantábrico y mediterráneo. La mayor incidencia tendría lugar en las costas del norte y noroeste hasta el jueves, así como en Cataluña, Granada y Almería durante el miércoles.

Ante los fuertes vientos, Protección Civil aconseja asegurar puertas, ventanas y todos aquellos objetos que puedan caer a la vía pública y alejarse de cornisas, árboles, muros o edificaciones en construcción o grúas que puedan desprenderse. Si se va conduciendo, pide extremar las precauciones, especialmente en la salida de túneles, adelantamientos y cruce con vehículos pesados en carreteras de doble sentido; y prestar atención ante la posible presencia de obstáculos en la carretera.

En el caso de los vientos costeros, si se encuentra en zonas marítimas, recomienda alejarse de la playa y de otros lugares bajos que puedan ser afectados por las elevadas mareas y oleaje que suelen generarse ante la intensidad de vientos fuertes. Se recomienda evitar estacionar los vehículos en zonas que puedan verse afectadas por el oleaje ya que, en estas situaciones, el mar adquiere condiciones extraordinarias y puede arrastrar a quienes se encuentran en las proximidades del mar.

Ante lluvias intensas, en caso de ir conduciendo, aconseja disminuir la velocidad, extremar las precauciones y no detenerse en zonas donde pueda discurrir gran cantidad de agua. Si hay que viajar, pide circular preferentemente por carreteras principales y autopistas.

En caso de tormentas súbitas y lluvias intensas, se debe tener en cuenta el lugar donde se aparcan los vehículos ya que el rápido ascenso del nivel de las aguas puede dañar los vehículos aparcados sobre zonas inundables y, además, arrastrarlos, provocando daños a bienes ajenos e incluso obstaculizar el flujo natural de la corriente.

Si comienza a llover de manera torrencial, no hay que atravesar con su vehículo ni a pie, los tramos inundados, porque se desconoce lo que puede haber debajo del agua y localizar los puntos más altos de la zona. No intente salvar el automóvil en medio de una inundación y, cuando se está en el campo, hay que alejarse de los ríos, torrentes y zonas bajas de laderas y colinas, evitando atravesar vados inundados. Igualmente,debe dirigirse a los puntos más altos de la zona.

En cualquier caso, ante el difícil pronóstico de los fenómenos tormentosos, aconseja mantenerse informado en todo momento de la posible evolución de los cambios meteorológicos.

Ante la crecida de ríos, conviene que los ciudadanos residentes o que circulen por las áreas potencialmente afectadas adopten medidas de precaución, como estar permanentemente informado, no conducir en áreas inundadas, abandonar el automóvil y buscar un terreno más alto cuando se vea rodeado por una corriente de agua; y circular, preferentemente por carreteras principales y autopistas, además de alejarse de vías y torrentes y no trate de atravesar a pie vados inundados o corrientes de agua, entre otros consejos.

Ante el riesgo de aludes, señala que las estaciones de esquí emiten boletines diarios sobre el riesgo de avalancha por lo que pide respetar sus indicaciones y no salir de las zonas controladas. También pide evitar descender por cañones o depresiones e intentar descender por la cima o ruta más elevada pues las zonas con pinos tienen menos riesgo de aludes; y evitar cortar placas con diagonales muy largas, entre otras recomendaciones.

PLANES Y PROTOCOLOS ACTIVADOS

Protección Civil recuerda que se han activado planes y protocolos como el PLEGEM (Plan Estatal General de Emergencias de Protección Civil en fase de Alerta y Seguimiento Permanente) y en Aragón se ha activado el Protocolo de coordinación de actuaciones ante situaciones meteorológicas adversas que pueden afectar a la Red de Carreteras del Estado en Aragón.

A nivel autonómico, en Aragón se ha activado en fase de Alerta el Plan Territorial de Protección Civil de Aragón (PLATEAR) ante el riesgo de fuertes nevadas en la provincia de Zaragoza y Huesca; en Islas Baleares, el Plan Especial para hacer frente al riesgo de fenómenos meteorológicos adversos (METEOBAL): IG1 por Fenómenos Costeros, IG0 por Vientos; y en Cataluña, el Plan especial de Emergencias por riesgo de viento en Cataluña (VENCAT) en situación de Alerta.

Protección Civil alerta de nevadas en mitad norte, temporal en Cantábrico y...
Comentarios