viernes. 12.08.2022

Rajoy cree que el Gobierno lo regula "todo" porque tantos ministros "carecen de competencias"

Ve al PP "con posibilidades de llegar al Gobierno" y pide a PSOE y Unidas Podemos que "se pongan de acuerdo" en asuntos como la guerra

El expresidente del Gobierno Mariano Rajoy ha manifestado que el actual Ejecutivo de Pedro Sánchez "lo regula todo" porque, al tener 23 ministerios, éstos "carecen de competencias" y "se las tienen que inventar". Además, ha pedido a los socios del Ejecutivo que "se pongan de acuerdo" a la hora de posicionarse en asuntos como la guerra en Ucrania, porque sus "discrepancias" afectan "a la credibilidad de España".

Rajoy espera que el país no esté a las puertas de una recesión y cree que, para evitarlo, el Gobierno de PSOE y Unidas Podemos debe centrarse en "hacer lo que tiene que hacer" y no en "otras cosas que lo único que hacen es ruido, pero no afectan a la vida de la gente". "Hay que reducir el déficit público, tenemos demasiada deuda, demasiada regulación, las contrarreformas no sirven absolutamente para nada y lo que hay que estar es en la realidad", donde hay una inflación "absolutamente insostenible, la luz sube, la gasolina sube, la cesa de la compra sube".

Rajoy ha recordado que su Gobierno contaba con 14 ministros y ahora "hay tres o cuatro ministerios que en mi época eran uno y lo han partido en cuatro". Y cree que el problema "no es el gasto público, sino que al carecer de competencias, se empeñan en inventárselas, empiezan a regular lo que no tiene ningún sentido que se haga y acaban creando problemas muy graves a la propia economía".

A su juicio, tener que pagar a más ministros "es un tema menor, el daño que hace es la regulación". "No se puede regular todo. Eso es un disparate". "Dejen un poco de juego a la sociedad, al mercado y a la gente", ha defendido este miércoles en su intervención en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) en Santander, donde ha participado en el último de los encuentros 'España en el mundo ante el futuro: diálogos con los expresidentes del gobierno', tras haber pasado por ellos Felipe González, José María Aznar y José Luis Zapatero.

Rajoy también ha opinado que el actual Gobierno debe hacer reformas y no contrarreformas, no ser "doctrinario ni sectario", como cree que lo ha sido al modificar la reforma laboral porque, aunque "funcionaba", "había que cambiarla porque era una cosa de señores de derechas y no quedaba bien", y al final "lo que hicieron fue una chapuza".

"Tú no puedes hacer política pensando en que me tengo que cargar todo lo que haya hecho el anterior, porque aunque fuera inmensamente tonto, es imposible tener el monopolio de la tontería. Algo haría bien", ha bromeado.

También ha rechazado la "demagogia barata" y utilizar para hacer política las "historias de ricos y pobres", frente a las que ha apostado por impuestos "razonables", porque "son bastante altos". "Lo dice uno que se presentó a las elecciones prometiendo bajar impuestos y a los diez días los subí todos", ha ironizado.

Al hilo, ha criticado de los actuales populismos --que ve por ejemplo en movimientos como el independentista o el Brexit, y en todos aquellos que "prometen un mundo feliz"-- o la proliferación del uso del lenguaje inclusivo, en un contexto en el que "el masculino genérico ahora es pecado".

Durante su intervención en la UIMP, en la que ha conversado con el presidente de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas, Benigno Pendás, Rajoy ha hecho continuas alusiones a su libro, 'Política para adultos', y en relación a su título ha considerado que ese tipo de lenguaje es un "claro caso de infantilismo". "Hay gente que defiende causas muy justas y estas ridiculeces se las machacan", ha lamentado.

VE "BIEN" AL PP

Del mismo modo ve "bien" al PP en la actualidad porque está "unido" y tiene un líder, Alberto Núñez Feijóo, que es "un adulto", "una persona responsable y formal". Así, opina que el partido es "una alternativa con posibilidades de llegar al Gobierno y pronto".

De hecho, se ha referido a las elecciones andaluzas, donde los 'populares' han logrado una mayoría absoluta, y cree que ha sido gracias a que la prioridad de Juanma Moreno ha sido "gobernar", sin ser "doctrinario ni sectario". "El presidente de Andalucía ha respetado a la gente y eso es muy importante. A veces es más importante tratar a la gente con respeto que hacer una autovía".

Rajoy ha reconocido que a día de hoy hay un clima "asfixiante" para los dirigentes y ha señalado que "se ha convertido en una profesión muy dura". "Primero tienen que enseñar su declaración de la renta, luego su declaración de patrimonio, es incompatible para absolutamente todo, luego se le juzga no en los juzgados sino en los titulares de los periódicos, y en las redes ni te digo..."

En este punto ha lamentado que en la política actual se utilizan "las exageraciones y las mentiras". "Corremos el serio riesgo de que la mentira atropelle a la gente y pase por encima de la verdad", algo que también hace "muy compleja" la vida del político.

Además, se ha mostrado a favor del bipartidismo, un sistema que "ha funcionado" frente a la situación actual, en la que, con 17 partidos representados en el Congreso, "no se puede gobernar".

UCRANIA

En otro bloque de su conversación con Benigno Pendás, el expresidente ha abordado la situación de la política internacional, marcada en la actualidad por la guerra en Ucrania. Un conflicto en torno al que, en su opinión, "conviene dejarse de eufemismos y hablar con meridiana claridad", remarcando que "lo que ha hecho Rusia es inaceptable".

"Conviene que los gobiernos tengan una posición nítida sobre eso. No puede existir un gobierno donde la mitad diga una cosa y la otra mitad diga otra. Este es uno de los temas en los que es necesario un gran consenso nacional", ha insistido.

Un asunto en el que ha abundado en declaraciones a la prensa posteriores a su intervención, en las que ha reiterado que las discrepancias entre los socios de Gobierno "no son buenas" y no solo afectan a su credibilidad, sino a la de España como nación. "Sería deseable que a la mayor celeridad posible terminaran estas cosas, porque ya han sido demasiadas. Ha sido Melilla, ha sido Marruecos, ha sido la OTAN, y ahora esto ya es demasiado. Pónganse de acuerdo", ha sentenciado.

Con respecto a la guerra, Rajoy cree que hay que ayudar a los ucranianos "sin entrar allí", porque "hay que tener claras las consecuencias de tus decisiones".

Por otro lado, se ha referido al conflicto entre España y Argelia y ha defendido que la prioridad de la política exterior española siempre ha sido Marruecos, con quien "hay que preservar la relación", pero al mismo tiempo que con Argelia, porque "si no, luego pasan cosas que nos perjudican mucho". "Comprendo que no es fácil, pero nadie ha dicho que gobernar sea fácil y además no es obligatorio", ha sentenciado el expresidente.

Asimismo, ha defendido a la Unión Europea y sus valores de democracia, libertad y pluralismo, aunque considera que tiene que "profundizar" en asuntos como la política energética para "no depender de los rusos" o en la de seguridad, para tener una estrategia común. "Si estamos todos juntos, el ejército europeo es mayor que el ruso", ha argumentado.

Rajoy cree que el Gobierno lo regula "todo" porque tantos ministros "carecen de...
Comentarios