lunes. 26.09.2022

Los productores lácteos con contrato fijo por más de seis meses de duración podrán solicitar la revisión del mismo cuando se demuestre un incremento de costes de producción que cause que el precio que cobran por la leche entregada sea inferior a éstos.

Así se recoge en las modificaciones del Real Decreto 95/2019, de 1 de marzo, aprobado este martes en el Consejo de Ministros en el que se establecen las condiciones de contratación en el sector lácteo y se regula el reconocimiento de las organizaciones de productores y de las organizaciones interprofesionales en el sector.

Dicha norma tiene como objetivo garantizar el cumplimiento de la Ley de la Cadena Alimentaria para que en cada operación de compra y venta entre los distintos eslabones se repercutan los costes de producción.

Entre las principales novedades que se recogen en el real decreto aprobado este martes se incluye la posibilidad de que los productores con contratos suscritos a precio fijo que tengan una duración superior a seis meses soliciten una nueva oferta de contrato.

Esta revisión podrá solicitarse en los casos en los que se demuestre que durante al menos tres meses durante el periodo de vigencia del contrato se haya producido un incremento sostenido y continuado de los costes de producción que provoque que los productores acaben percibiendo un precio por la leche entregada inferior a estos.

Durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha destacado que es se trata de una novedad "consecuencia de la aplicación de la Ley de la Cadena Alimentaria", demandada por el sector y "tremendamente importante".

"Constituye un avance de cara al cumplimiento de esta ley, que quiero aprovechar para decir que se está cumpliendo; la consecuencia de los incrementos energéticos o de la alimentación animal en otras situaciones hubieran producido una dirección clara unilateral hacia el sector más débil, no está siendo así, y eso es un elemento positivo", ha afirmado Planas.

El ministro ha precisado que esta revisión corresponde al productor lácteo en relación con la industria, si bien ha recordado que la Ley de la Cadena Alimentaria es aplicable al conjunto de la cadena, por lo que dicha norma implica que "en ningún caso, por ejemplo, la distribución puede obligar a la industria a que le venda por debajo de los costes que a su vez la industria se ha visto obligada, en función de los costes de producción, a abonar al sector primario".

El ministro ha resaltado que todo esto es un mecanismo que supone un "cambio de 360 grados" desde el punto de vista del funcionamiento de la cadena alimentaria. "Tenemos que asegurar abastecimiento en cantidad, calidad y en precio razonable para los ciudadanos, pero también asegurar que el eslabón más débil tiene una retribución digna por su actividad", ha subrayado.

El ministro ha destacado además se trata de un Real Decreto "muy importante", porque el sector lácteo es "probablemente el más vulnerable de todos los de la cadena alimentaria en España".

Además, se introducen otra serie de modificaciones que pretenden mejorar tanto el poder negociador del productor como las relaciones contractuales establecidas.

Así, se disminuyen los umbrales productivos necesarios para constituir una Organización de Productores, tanto en la leche de vacuno como de caprino, ya que la experiencia adquirida desde la publicación de la norma ha demostrado que un tamaño excesivo para constituir estas organizaciones puede generar dificultades en la gestión y en la eficacia de las mismas.

En los últimos meses, el incremento sostenido de los costes de producción compromete la viabilidad de la producción láctea, situación que se ha agravado tras la invasión rusa de Ucrania y que ha llevado al Gobierno a adoptar medidas de apoyo urgentes mediante el Real Decreto Decreto-ley 6/2022, de 29 de marzo que establece una ayuda nacional directa a los productores de leche por un montante global de 169 millones de euros que, según ha señalado Planas, será transferido este mes de mayo.

Por otro lado, la reciente modificación de la Ley de la Cadena Alimentaria, que entró en vigor el pasado 16 de diciembre, busca lograr unas relaciones comerciales "más justas, equilibradas y transparentes".

Para ello introduce, entre otros aspectos, la prohibición de la destrucción de valor a lo largo de la cadena, por lo que cada operador debe pagar al eslabón anterior un precio igual o superior al coste asumido.

Con esta reforma legal, y teniendo en cuenta las dificultades particulares del sector lácteo, resulta necesario introducir cambios en la normativa que actualmente regula la contratación láctea para garantizar que esta premisa se cumpla en todas las circunstancias de las relaciones contractuales.

La publicación de este Real Decreto mejorará, por tanto, según el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, las relaciones contractuales en el sector lácteo y el equilibrio de la cadena de valor evitando la destrucción de valor a lo largo de la misma.

Productores lácteos podrán pedir revisar el contrato si se demuestra alza de costes e...
Comentarios