martes 7/12/21

Acuerdo "sin frentismo". Es el mensaje que han lanzado los ocho presidentes reunidos este martes en la capital gallega, donde se ha sellado una declaración institucional que, bajo el lema 'Foro Santiago. Camino de Consenso', contiene 35 puntos con propuestas suscritas de forma común en materia de financiación y despoblación.

Tanto el presidente anfitrión, el gallego Alberto Núñez Feijóo, cuyo papel han reconocido varios de sus compañeros, como sus homólogos de Aragón, Javier Lambán, y Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, han incidido con especial intensidad en lo pertinente que resulta este tipo de encuentros en un contexto estatal marcado, en palabras de Lambán, por la "atomización".

Y Feijóo ha celebrado que, al margen de que no se haya podido cerrar el acuerdo sobre la cuestión del lobo, el de hoy haya sido un día de acuerdo "y no de bronca". El presidente gallego ha insistido en que la cita de este martes "no es un frente contra nadie". "Y si alguno lo quiere ver así es porque no quiere que hablemos. Es un punto de encuentro para acordar y construir", ha remarcado.

El conjunto de presidentes han incidido, por otra parte, en la relevancia de un modelo de financiación que equipare en oportunidades a los ciudadanos y en la relevancia del debate demográfico.

FUTURA REUNIÓN EN COMILLAS

Así, el presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha sido el encargado de inaugurar las comparecencias de los ochos presidentes, asegurando que el coste de los servicios no es igual en todo el territorio. "Hay que tener en cuenta otros elementos como superficie, dispersión, baja densidad, envejecimiento para calcular el coste real de los mismos".

Por su parte, el líder extremeño, Guillermo Fernández Vara, ha destacado por su parte el modelo de sanidad española, puesto a prueba por la pandemia, y por ello es "muy importante ver cómo financiar el Estado autonómico para abordar la sanidad que se quiere tener. Así, hay retos como la jubilación masiva de gran cantidad de profesionales sanitarios, ya antes de saber "cuánto cuesta" hay que saber "qué modelo queremos tener".

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha defendido que el documento a ocho bandas alumbrado en la cumbre de Santiago de Compostela con los presidentes autonómicos de otras tantas regiones españoles no es sólo un texto "de trámite o de postureo", avanzando que esta cita se reeditará, a propuesta del presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, en una nueva reunión a celebrar en la localidad cántabra de Comillas, en una fecha sin determinar.

LAMBÁN ALERTA DE LA APARICIÓN DE PARTIDOS POR LA DESPOBLACIÓN

De su lado, el jefe del Ejecutivo aragonés, Javier Lambán, ha opinado por su parte que en una España "del frentismo" en el Congreso de los Diputados, hoy hay ocho presidentes autonómicos "demuestran perfectamente que es mejor hacer política" dejando atrás ese frentismo, "una excelente noticia". Lambán quien ha hecho alusión a los "movimientos" de la España vaciada, "que puede derivar en un timo político de magnitud", y además supondrán "más atomización del Congreso y más inestabilidad en la política española, dificultando una gobernanza inestable en este país".

La presidenta de La Rioja, Concha Andreu, ha valorado la buena marcha de la reunión de este martes, que servirá de "apoyo al Gobierno de España". "Espero seguir participando en siguientes conferencias similares", ha indicado.

Adrián Barbón, presidente de Asturias, ha abundado en que la actitud de esta reunión "no es frentista", sino en positivo, y ha vuelto, a insistir en que el debate a abordar pasa por "una visión ante el problema de la despoblación" para apuntalar un modelo de financiación autonómica que blinde "el Estado del Bienestar que queremos ofrecer a los ciudadanos".

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha sido el último de los líderes en comparecer ante la prensa, y lo ha hecho ensalzando que "la foto" de Santiago es "el gran desastre de España", ya que "todos los que están aquí" representan al 64% de todo el territorio regional, donde sólo viven el 22% de los españoles. Este extremo, ha reparado, "es un desastre a los ojos de Europa", con una nación "de grandes urbes", donde están las empresas y los ministerios y donde van "los aviones y los trenes".

"RIGOR Y LEALTAD"

Alberto Núñez Feijóo, presidente gallego y anfitrión de la cita, ha dicho que "no sólo el hecho de debatir, sino el de acordar, es una excelente noticia en la España actual y en la España futura", como lo fue "en la España de la Transición". "Hemos sido capaces de llegar a acuerdos, como lo es la Constitución".

El titular de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, ha defendido el derecho de las comunidades autónomas a aportar a los "grandes debates del país" y ha reivindicado la utilidad de la cumbre de presidentes celebrada este martes en Santiago para aportar "desde el rigor y la lealtad".

"Hemos sido útiles desde el rigor, la transparencia y la lealtad. Sin lealtad no hay gobiernos y estos gobiernos somos leales con nuestros ciudadanos, con nosotros mismos y con el Gobierno de la nación", ha afirmado.

Los presidentes reunidos en Santiago reivindican el acuerdo "sin frentismo"
Comentarios