domingo 5/12/21

Las navieras o estaciones marítimas solicitarán a los viajeros que compren un billete sus datos de contacto, entre ellos el teléfono y la dirección de correo electrónico, para el supuesto de tener que contactar con ellos ante la actual situación de crisis sanitaria.

De trata de una de las medidas que incluye el protocolo para garantizar la seguridad en el movimiento de pasajeros en los puertos y los buques realizado por Puertos del Estado en colaboración con la Dirección General de la Marina Mercante, Sanidad Exterior y la comunidad portuaria.

En la actualidad, y dado el estado de alarma, el único tráfico marítimo permitido es el que une la Península con Baleares y el interinsular en los dos archipiélagos para aquellos desplazamientos de fuerza mayor, mientas que los cruceros siguen suspendidos.

Además de las habituales de recomendaciones de comprar los billetes por internet y mantener en todo momento y en cualquier lugar las distintas de seguridad, el protocolo establece otras iniciativas como la de habilitar espacios en los puertos para la entrega o venta de material de prevención.

Asimismo, cada puerto deberá articular un protocolo para afrontar la eventual atención de pasajeros con sintomatología compatible con el coronavirus en las estaciones marítimas del Puerto, que se deberá definir entre a Autoridad Portuaria y la Autoridad Sanitaria del puerto.

También se insta a garantizar una adecuada ventilación de cualquier espacio o estancia procurar "alcanzar el máximo nivel de renovación del aire posible".

DESINFECCIÓN DE EQUIPAJES.

De igual forma, se llama a reforzar las medidas de higiene, limpieza y desinfección en todas las instalaciones portuarias, pudiendo incluso adoptarse medidas para la higienización y desinfección del equipaje facturado en las instalaciones portuarias con carácter previo al embarque y también de su entrega a los pasajeros tras la llegada del buque a puerto.

Además, el personal de tierra de los puertos deberán supervisar "constantemente" que los viajeros mantengan las distancias sociales "para evitar aglomeraciones ocasionales en cualquier zona de las terminales portuarias".

Todo ello por lo que respecta a las instalaciones de los puertos, mientras que a bordo de los buques se establece que cada nave disponga de un plan de contingencia para la gestión y el manejo de posibles casos de coronavirus "debidamente adaptado a las peculiaridades del buque".

LIMITAR MOVIMIENTOS EN LOS BUQUES.

Para garantizar las medidas de distanciamiento social se podrá "recomendar mediante avisos la limitación del movimiento del pasaje una vez se encuentre a bordo" del buque, así como implementar medidas para controlar el aforo en las zonas comunes.

Asimismo, se deberán intensificar las medidas de higiene y limpieza en todas estas zonas comunes, especialmente las de hostelería, reduciendo en la medida de lo posible el contacto de utensilios destinados al pasaje por parte de la tripulación y priorizando el uso de utensilios que vengan envasados.

En cuanto al personal de los buques, el protocolo llama a las empresas navieras a adoptar medidas para "minimizar la salida a tierra por parte de los tripulantes una vez el buque se encuentre atracado".

En esta línea, también se debe limitar a lo necesario su contacto con el personal de tierra para gestionar aquellas cuestiones exigidas por la operativa del buque.

También se llama las navieras a valorar la posibilidad de establecer sistemas de relevo que tengan en cuenta la creación de "grupos estancos de tripulación", teniendo en cuenta buenas prácticas como puede ser el no cambiar a capitán y jefe de máquinas junto con los primeros oficiales respectivos.

A través de Telegram también te acercamos la última hora de la información haciendo clic aquí.

Recuerda que puedes suscribirte a nuestro Boletín de Noticias de forma totalmente gratuita haciendo clic aquí.

Las navieras pedirán el teléfono de los viajeros que compren un billete para avisos por...
Comentarios