lunes. 08.08.2022

El mes de julio terminará con temperaturas propias de la canícula, de calor "intenso pero no extremo" esperable para este periodo en general, y con tormentas, aunque de nuevo el sábado y en particular el domingo, en el tránsito al mes de agosto, comenzará un nuevo episodio de calor que volverá a situar los termómetros por encima de 40ºC, según ha informado la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

El portavoz de la AEMET, Rubén del Campo, ha explicado a Europa Press que la segunda mitad de la semana las temperaturas serán propias de la canícula --que va del 15 de julio al 15 de agosto-- excepto en el tercio norte, donde tendrán un ambiente "un poco más fresco de lo normal en los próximos días", al contrario que en el Mediterráneo, que "padecerán" noches muy cálidas e incluso tórridas en las que no bajarán de 25ºC en puntos de la costa, donde sumadas a la alta humedad relativa darán lugar a una "marcada sensación de bochorno".

Además, también espera tormentas por la tarde en puntos del interior, sobre todo en el nordeste, donde podrán ser fuertes y acompañadas de tormentas, granizo y rachas intensas de viento.

De cara al fin de semana y al menos hasta el martes se espera una nueva subida de las temperaturas: "otro episodio cálido en este verano que, de momento, está a nivel similar del más cálido en España, que fue el de 2003". En concreto, pronostica que desde el sábado y especialmente a partir del domingo se iniciará un nuevo episodio cálido cuya duración, extensión e intensidad presenta todavía incertidumbre, aunque sí parece probable que las altas temperaturas continúen durante toda la primera quincena de agosto, sin descartar que el calor se acompañe de algunas tormentas en puntos del interior, sobre todo en la mitad norte.

En cuanto al jueves, pronostica una atmósfera inestable en el nordeste peninsular que se traducirá en chubascos tormentosos sobre todo en el norte de Navarra, norte de Aragón, amplias zonas de Cataluña y en la Comunidad Valenciana. Las tormentas podrán ser localmente fuertes en la costa catalana sobre todo por la mañana, en Pirineos y en el sistema Ibérico. De hecho, avisa de que en el Pirineo aragonés hay riesgo importante de que sean localmente muy fuertes, con más de 30 litros por metro cuadrado de precipitación en una hora y granizo grande, de un diámetro superior a dos centímetros, como el de una moneda de 20 céntimos de euro.

Respecto al resto del país, prevé cielos poco nubosos con temperaturas que bajarán en Cataluña, pero que subirán en buena parte del resto del este peninsular y temperaturas nocturnas muy elevadas a orillas del Mediterráneo, con noches tórridas en Castellón y Valencia y diurnas de más de 35 grados centígrados (ºC) en el valle del Ebro, mitad sur, zona centro y Baleares.

Para el viernes, confía en que será una jornada similar a la del jueves, con tormentas en las mismas zonas que el jueves y que se extenderán a zonas montañosas del sureste. En el área cantábrica los cielos estarán nubosos, al contrario que en el resto del país, donde permanecerán poco nubosos. Sobre las temperaturas, señala que las nocturnas seguirán sin cambios pero que las diurnas subirán, excepto en el interior de la mitad norte, por lo que prevé un "ambiente fresco" en Navarra, Aragón y puntos de la mitad norte.

Del Campo precisa que ese día superarán los 35ºC en el centro y sur y por la noche no bajarán de 20ºC en el área mediterránea, zona centro y mitad sur de la Península, sin descartar alguna noche tórrida cerca del mar.

Por otro lado, ha pronosticado que el fin de semana comenzará un nuevo ascenso térmico en las mitades norte y oeste mientras que el sábado bajarán los termómetros en el este y Baleares, de modo que el sábado serán más propias para la época en el norte.

El ascenso térmico comenzará sobre todo el último día de julio, el domingo, cuando pasarán de 35ºC en amplias zonas del interior de la Península, especialmente en el oeste, centro y sur y se superarán los 40ºC en los valles del Ebro, del Tajo, Guadiana y del Guadalquivir y en el valle del Miño.

El portavoz destaca que en el sur de Galicia los termómetros el domingo se situarán unos 10 grados centígrados por encima de los valores normales para estas fechas y en el resto del tercio oeste entre 5 y 10ºC, mientras que en el este y Baleares las temperaturas serán propias para la época; es decir, un ambiente caluroso y con noches tropicales.

NUEVO ASCENSO TÉRMICO EN AGOSTO

Así, pronostica que agosto comenzará el lunes con un nuevo ascenso térmico y que será más notable en la mitad norte. Ese día será un día "muy caluroso" con más de 35ºC de forma generalizada y más de 40ºC en el valle del Miño, Tajo, Guadiana y Guadalquivir y con noches tropicales en la zona centro, mediterráneo y mitad sur.

Sobre las tormentas, apunta que la probabilidad se irá reduciendo desde el sábado, aunque aún podrán formarse en el nordeste y otros puntos del interior oriental peninsular y el resto de los días, en caso de formarse alguna tormenta estará acotada a zonas de montaña y no demasiado intensas.

Finalmente, informa de que Canarias ha tenido temperaturas muy cálidas en los últimos días, con más de 40ºC en las medianías de Gran Canaria y Tenerife el martes 26 de julio. Sin embargo, este jueves las temperatura bajan en todo el archipiélago aunque seguirán con más de 30 o 32ºC en puntos de sur de Gran Canaria y de Tenerife, Lanzarote y Fuerteventura.

A comienzos de la próxima semana puede haber un repunte térmico pero hasta entonces soplarán los vientos alisios con rachas fuertes que arrastrarán las nubes a las islas de mayor relieve y con temperaturas más suaves.

Julio se despide con tormentas y un respiro térmico pero dará el relevo a un nuevo...
Comentarios