jueves. 01.12.2022

España presentará lo antes posible el recurso al veto europeo a la pesca de arrastre con "solidez" jurídica

El Gobierno buscará soluciones para los 59 barcos de palangre de fondo afectados por el veto europeo
A Mariña, Lugo. El reciente veto de la UE a la faena de los barcos arrastreros en más de 70 caladeros, aboca a centenares de barcos al paro forzoso y a un proyecto económico inviable. Representantes del sector exigen a las administraciones que recurran la euroorden y anuncian movilizaciones en defensa del sector. En la imagen, un barco de pesca sale a la mar en la Ria de Viveiro en la tarde del lunes 3 de octubre
A Mariña, Lugo. El reciente veto de la UE a la faena de los barcos arrastreros en más de 70 caladeros, aboca a centenares de barcos al paro forzoso y a un proyecto económico inviable. Representantes del sector exigen a las administraciones que recurran la euroorden y anuncian movilizaciones en defensa del sector. En la imagen, un barco de pesca sale a la mar en la Ria de Viveiro en la tarde del lunes 3 de octubre

España presentará lo antes posible ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea el recurso contra el veto europeo a la pesca de arrastre, pese a la rebaja de 87 a 41 de las zonas de pesca prohibidas, con toda la "solidez" jurídica para que prospere, al tiempo que trabajará para buscar soluciones para los 59 barcos de palangre de fondo afectados por esta decisión.

Fuentes del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) han señalado que el interés de todas las partes implicadas es presentar el recurso cuanto antes, sin precisar una fecha, porque el objetivo es que cuente con toda la "solidez" jurídica posible para rebatir los argumentos utilizados por la Comisión Europea para ejecutar el reglamento.

En este sentido, desde el MAPA han confirmado que el Consejo Internacional para la Exploración del Mar (ICES, por sus siglas en inglés) ha retrasado hasta el 16 de diciembre su nuevo informe sobre los hábitats vulnerables en el Atlántico Nororiental y que servirá para la revisión por parte de la Comisión Europea del reglamento.

"Lo que vamos a pedir en el recurso es la reconsideración de este acto de ejecución, que está mal formulado, provoca un impacto desmesurado e innecesario para las zonas que se pretende proteger y, por lo tanto, debe ser reconducido urgente y reformulado de acuerdo a los objetivos que persiguen, sin crear un impacto económico sobre un sector que debe seguir operando con todas las precauciones, pero sobre lo que no es necesario hacer una protección que va más allá de los objetivos del propio reglamento", han explicado fuentes del Ministerio que dirige Luis Planas.

Asimismo, las mismas fuentes han explicado que la solicitud de una suspensión cautelar del reglamento de ejecución de la Comisión Europea se tiene que realizar conjuntamente con la presentación de la demanda y se tendría que valorar, si bien han reconocido que la posibilidad de éxito de dicha suspensión es remota.

Desde el MAPA, han subrayado además que España no ha tenido una reacción tardía a la decisión de la Comisión Europea, ya que ha habido conversaciones desde finales del año pasado y "más intensamente" desde principios de este año, sin que haya habido una dejadez en este sentido, ya que España ha aportado más información adicional, teniendo en cuenta que se trata de un acto de ejecución y que la Comisión tiene una "enorme autonomía".

Las mismas fuentes han destacado que la Comisión Europea tiene que contar con información científica "al mayor detalle posible", con el impacto económico y con el diálogo con el sector porque si no, "es imposible llegar a actos equilibrados", al tiempo que han subrayado la importancia de formular el recurso contra una norma que se ha realizado sobre la ausencia de bases, ya que puede servir como precedente para otras actuaciones de futuro.

A su juicio, no se puede "destrozar" un sector por una protección medioambiental que no está "bien diseñada". Desde el MAPA, han precisado que el Gobierno se centrará en buscar soluciones para la flota afectada de palangre de fondo, unos 59 barcos, que faenan en las aguas comunitarias conocidas como el 'Gran Sol' y que han visto perturbada su actividad de pesca de merluza de pincho.

La mismas fuentes han denunciado la falta de diálogo con el sector pesquero a la hora de ejecutar el veto europeo a la pesca de arrastre y han señalado que en los próximo días habrá una reunión con el sector para hacer una valoración general de los primeros días de aplicación de la norma y constatar las necesidades surgidas de cara a las medidas a aplicar.

España presentará lo antes posible el recurso al veto europeo a la pesca de arrastre...
Comentarios