martes 25/1/22

El Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico ha iniciado la segunda fase del proyecto de vigilancia y alerta temprana (VATarCOVID-19) dirigido a detectar y hacer seguimiento de las variantes del virus SARS-COV-2 en las aguas residuales, incluida la nueva variante omicron.

Según ha informado el Ministerio, en esta fase se buscará determinar la presencia de las variantes predominantes en la actual así como identificar nuevas cepas con técnicas de secuenciación masiva.

Durante las próximas semanas se incorporarán al proyecto nuevas estaciones depuradoras en el proceso que comenzó el verano de 2020 y que en total llegará a superar el medio centenar de unidades.

Los laboratorios que están asociados al proyecto están poniendo a punto herramientas para detectar la nueva variante B.1.1.529, denominada Omicron, en las aguas residuales españolas. Su seguimiento será fundamental para tratar de identificar a la población afectada, pues gracias al nivel de vacunación, muchos de los que pudieron estar infectados podrían ser asintomáticos.

El proyecto es desarrollado por el MITECO junto con el Ministerio de Sanidad y cuenta con el apoyo del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), adscrito al Ministerio de Ciencia e Innovación, elCEDEX y las comunidades autónomas.

Además de analizar la presencia del SARS-CoV-2 en las aguas residuales, se realizarán otros estudios para tener un seguimiento de las variantes ya conocidas del virus y la identificación de nuevas cepas por secuenciación masiva.

Personal del MITECO y de los laboratorios que colaboran en el proyecto participan este viernes en una reunión organizada por la Comisión Europea para tratar las técnicas de detección de la nueva variante en las aguas residuales.

La primera fase concluyó en septiembre de 2021 con la detección de presencia de fragmentos del ARN del SARS-CoV-2 en 38 estacionesdepuradoras de aguas residuales. En esta segunda fase, se pretende ampliar el muestreo y análisis para superar el medio centenar de estaciones.

Las nuevas plantas que se incluirán en el proyecto son las estaciones depuradoras de aguas residuales (EDAR) de Castilla-La Mancha, Galicia, Aragón, Comunitat Valenciana, Murcia, Andalucía y Canarias. En su conjunto analizarán 3.960 muestras de agua residual y 990 muestras para la detección de nuevos linajes potenciales mediante la secuenciación masiva.

Los datos se enviarán semanalmente al Ministerio de Sanidad y a las autoridades sanitarias de las Comunidades Autónomas y Confederaciones Hidrográficas, incluyendo en la información las proporciones de las variantes predominantes y los resultados obtenidos por secuenciación.

MITECO y Sanidad inicia la fase II del proyecto de seguimiento de variantes del Covid...
Comentarios