domingo. 02.10.2022

El cocinero madrileño Sacha Hormaechea, al frente de los fogones de los restaurantes 'Botillería' y 'Figón Sacha', ve "cierto exceso de modernidad" en el idioma gastronómico en España.

"Tendemos a acortar palabras y a socializar las que vienen de fuera", ha indicado Hormaechea, que ha puesto como ejemplo el uso de 'lunch', en lugar de almuerzo, o de 'sándwich' para emparedado o 'burger' para las hamburguesas. A su juicio, el lenguaje que se usa "se parece cada vez más a las instrucciones de un utensilio: es igual de frío".

Hormaechea ha impartido en Santander el taller 'El lenguaje de la gastronomía: Expresión cultural antropológica y ambiental natural a través de la comida y el vino', dentro de los Cursos de Verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP).

Se trata de una propuesta formativa que se clausura este viernes y cuyo principal propósito es analizar cómo maridan platos y palabras a la hora de definir una cultura.

También el cocinero ve "un exceso" la cantidad de fotografías culinarias que inundan las redes sociales. "Ahora bien, si a la gente le da más satisfacción hacer fotos que comer, pues me parece estupendo", ha añadido, Hormaechea.

Además, el chef ha señalado que "la cocina está ligada a la sociedad porque cuando una sociedad crece come de otra forma" y ya "no es solo alimentarse, sino también una forma de vivir y de placer".

Hormaechea, defensor del producto nacional y de todos los beneficios que genera el mestizaje culinario, cree que hay que tender a cocinar "lo que nos emociona, lo que cuenta cómo somos". "Aunque después introduzcamos mezclas y efectos, que todos los hacemos, esa cultura debe defender nuestras raíces", ha defendido.

En este contexto, el cocinero se ha referido al fenómeno global que suponen actualmente las tapas, algo típico español. "A mí no me importaque las hagan mal fuera, sino que las hagamos mal aquí", ha señalado.

Tras la intervención de Hormaechea y Rosa Tovar, el curso finaliza con una sesión teórica en la que Javier Infante, miembro de la Academia Madrileña de Gastronomía desde 2017 y director de la propuesta, planteará una aproximación teórica a los mecanismos de la vitivinicultura que permiten del mismo modo un conocimiento del medio natural y cultura de una región. También habrá una cata de vino.

El cocinero Sacha Hormaechea ve "cierto exceso de modernidad" en el lenguaje...
Comentarios