jueves. 29.09.2022

El comisario de Mercado Interior, Thierry Breton, ha confirmado este jueves que los planes para contar con una reserva mínima de gas en la Unión Europea para el próximo otoño van en buen camino y, en el conjunto de los Veintisiete, se sitúa en el 76,92%.

Esto es acercarse a la meta de lograr el 80% de la capacidad de almacenaje en cada país de la Unión Europea el próximo noviembre, siguiendo las nuevas reglas aprobadas por los Estados miembros con el objetivo de garantizar la seguridad energética del bloque a pesar de las tensiones con Rusia.

Según ha señalado Breton durante unas conferencias en el marco de los Cursos de Verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) en Santander, en el caso de España el nivel de las reservas ya supera el umbral del 80%, en concreto llegan al 82%, mientras que en Francia están en el 90%, en Alemania se encuentran al 80% y en Italia cuentan con unas reservas del 79%.

El responsable de Mercado Interior ha afirmado que Europa contará con "carbón, combustibles, queroseno y electricidad este invierno" y ha apuntado a que "el problema" va a ser el gas y la electricidad producida por gas.

El acuerdo alcanzando entre los países de la UE establecen un primer objetivo de asegurar que las reservas de gas de cada Estado miembro estén al menos al 80% de su capacidad el próximo noviembre, pero también fija un umbral del 90% para las siguientes temporadas de invierno y un nivel de reserva del 85% de la capacidad total de almacenaje del conjunto de la UE este mismo año. Los umbrales obligatorios de llenado expirarán en diciembre de 2025.

Conscientes de que la situación en cada país y la capacidad de almacenaje de cada socio es "muy variable", el nuevo reglamento prevé que los Estados miembro puedan computar en su nivel de almacenamiento las reservas de Gas Natural Licuado (GNL) --como pidió España-- y otros carburantes alternativos.

Bretón ha participado en la sesión 'La batalla global por la hegemonía tecnológica' dentro del curso 'Quo Vadis Europa El nacimiento de la Europa geopolítica', dirigido por Josep Borrell, Alto Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad y vicepresidente de la Comisión Europea, que se desarrolla esta semana en Santander.

"SUSTITUCIÓN, SOLIDARIDAD Y AUSTERIDAD"

En su intervención, de la que también informa la UIMP en nota de prensa, se ha referido a los ciberataques o a la vacuna rusa, Sputnik, para explicar algunas de las herramientas utilizadas por el régimen de ese país para desestabilizar la UE y ha advertido de que Rusia va a "utilizar nuestra dependencia" porque "es difícil de reemplazar".

"Para que podamos pasar el invierno y estar preparados, necesitamos poder sustituir estas dependencias con otras fuentes", ha considerado el Comisario Europeo de Mercado, para admitir a continuación que "a Putín no le gustan nuestros proyectos: quiere dividirnos para que no estemos unidos".

Pero, ha proseguido, "ahora tenemos una herramienta para incentivar la compra compartida y mejorar nuestra industria de defensa así como tener mayores existencias de municiones y seguir apoyando las peticiones que nos hace el régimen de Zelenski".

En este punto, Breton ha señalado los criterios por los que se va regir el plan para "desacoplarnos" de esa dependencia rusa: "Sustitución, solidaridad y austeridad", ha enumerado.

La bajada de dos grados la temperatura o gestos como no dejar abiertas las puertas con el aire acondicionado puesto son algunas de las medidas que ha calificado como "austeras" dentro de este plan de desacoplamiento: "Este es el plan, va a ser un reto, va a ser difícil y no se si vamos a superarlo pero hemos empezado a dar pasos", ha concluido.

Bruselas confirma reservas de gas del 76,92% en el conjunto de Europa, 82% en el caso...
Comentarios