sábado. 26.11.2022

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) ha empeorado sus previsiones para Cantabria y estima que la comunidad autónoma cerrará 2022 con un déficit del 0,5 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB), en línea con las previsiones del Gobierno regional (0,6%).

Para 2023, la AIReF prevé que Cantabria cierre en equilibrio, mientras la comunidad estima alcanzar el -0,3% del PIB, según el 'Informe sobre las líneas fundamentales de Presupuestos 2023 de Cantabria' que ha emitido hoy la entidad.

A medio plazo, la AIReF estima una situación coyuntural de superávit en 2024 y una vuelta a niveles cercanos al equilibrio en 2025 y 2026.Además, considera que la deuda de Cantabria se situará al cierre de 2023 en torno a un 21,4%.

A largo plazo, se proyecta una reducción de la ratio de deuda de 13,8 puntos de PIB en los próximos 15 años, alcanzando el nivel previo a la pandemia en el año 2022.

Respecto a 2022, la AIReF empeora en ocho décimas su pronunciamiento del 15 de julio sobre la previsión de cierre en 2022 para la comunidad, como consecuencia principalmente de la moderación de los ingresos estimados de fondos europeos y del incremento en los empleos corrientes, en los que se incorpora la actualización recientemente aprobada de las retribuciones de los empleados públicos.

El saldo de la región en 2023 mejorará cinco décimas respecto al esperado en 2022, de acuerdo con las estimaciones de la autoridad fiscal, por la positiva evolución de los recursos del sistema.

La entidad prevé que los ingresos de la comunidad en 2023, sin tener en cuenta los fondos del PRTR, aumenten un 4%, alcanzando el 19,8% del PIB. Los ingresos impositivos crecerán un 3% con respecto al ejercicio 2022 y el resto se reducirá un 12% (ingresos asociados a la producción, otras transferencias del Estado y fondos europeos).

La comunidad prevé rebajas fiscales, principalmente de carácter temporal, que tendrán impacto en la recaudación del 2024. Las líneas fundamentales prevén un descenso del 11% en los ingresos impositivos que, partiendo de una estimación también más moderada en 2022, sitúan su nivel global de recursos por debajo del previsto por la AIReF.

Según las previsiones de la autoridad fiscal, los gastos autonómicos en 2023, sin considerar los financiados por el PRTR, aumentarán un 2% sobre el año anterior, situándose en el 19,8% del PIB. La comunidad estima alcanzar en 2023 un nivel de gastos similar al previsto por la AIReF.

Bajo las estimaciones actuales de empleos, transferencias finalistas del Estado e ingresos de fondos UE, la AIReF estima que el gasto computable en Cantabria podría aumentar significativamente en 2022, más de un 8%, y de forma menos acusada en 2023, cerca de un 6%.

FONDOS REACT-EU Y PLAN DE RECUPERACIÓN

De acuerdo con las estimaciones de la AIReF, hasta 2022 se habría ejecutado en Cantabria el 100% de los fondos REACT-EU asignados a la comunidad (96 millones).

Por otro lado, revisa a la baja la ejecución esperada en 2022 de los fondos asociados al PRTR, para los que estima un gasto al cierre del 0,3% del PIB regional. Se espera que en 2023 se concentrará la mayor aplicación de estos fondos en el período, que podrían llegar a ejecutarse en un 0,6% del PIB.

A medio plazo, la AIReF estima una situación coyuntural de superávit en 2024 y una vuelta en 2025 y 2026 a niveles cercanos al equilibrio.En este periodo, los recursos de la Comunidad Autónoma mostrarán un perfil irregular debido a las liquidaciones del sistema de financiación autonómica, según la entidad.

La evolución de los empleos a medio plazo se verá condicionada por la remisión de las tensiones inflacionistas y el retorno de las reglas fiscales.

La AIReF considera que la deuda se situará al cierre de 2023 en torno a un 21,4%; y estima que la ratio de deuda sobre ingresos corrientes registrará en 2023 un nivel inferior al de 2021.

Bajo los supuestos de un escenario normativo se proyecta una reducción de la ratio de deuda de 13,8 puntos de PIB en los próximos 15 años, alcanzando el nivel previo a la pandemia en el año 2022.

RECOMENDACIONES

De la información sobre el endeudamiento remitida por la comunidad, se desprende, según la AIReF, que tiene prevista una aplicación parcial de los excesos de financiación en 2022.

Al mismo tiempo, la autoridad fiscal prevé un cierre más favorable a la referencia fijada en 2023, por lo que alerta sobre la posibilidad de que se vuelvan a generar excesos de endeudamiento e insiste en la necesidad de aplicar los generados anteriormente, por lo que insta a la comunidad a que preste especial atención a ello en aplicación de los compromisos asumidos.

La Airef estima que Cantabria cerrará 2022 con un déficit del 0,5%, en línea con las...
Comentarios