lunes. 28.11.2022

El salario medio declarado a Hacienda en el ejercicio fiscal de 2021 aumentó en Cantabria un 4,4 por ciento y en 882 euros (de 20.011 a 20.893), tras la caída registrada en 2020 por la pandemia con una pérdida de un 0,3 por ciento de salario, de más de 44.000 declarantes y 700 millones de euros en recaudación, que se compensaron con más de 600 millones de euros aportados por los ERTE-Covid.

Según un informe de la Secretaría de Acción Sindical de UGT, elaborado con las últimas estadísticas de la Declaración Anual a Cuenta sobre Rendimientos del Trabajo de la Agencia Tributaria, dicho incremento salarial en el último ejercicio fiscal es el mayor desde 2008 y es cinco décimas inferior al registrado en la media nacional, un 4,9 por ciento y 1.016 euros más de salario medio que en 2020.

En nota de prensa, UGT precisa que el aumento salarial medio en los hombres repuntó en Cantabria un 4,2 por ciento y en 928 euros (de 22.327 a 23.225 euros anuales), mientras que el de las mujeres lo hizo en un 4,9 por ciento y en 853 euros (de 17.430 a 18.823 euros).

Este salario medio declarado en 2021 corresponde a un total de 229.711 declaraciones distribuidas en 168.689 de trabajadores que sólo declararon su salario durante el ejercicio fiscal, otras 48.238 que combinaron salario y una prestación por desempleo, 11.078 que declararon renta salarial y una pensión y 1.706 que declararon todos los conceptos (salario, prestación por desempleo y pensión).

Todas estas declaraciones propiciaron una recaudación total de 4.799 millones de euros, un 6,7 por ciento y 301 millones de euros más que en 2020; y además, ya con una menor influencia de los ERTE-Covid y una mayor aportación de las rentas exclusivamente salariales (4.017 millones de euros), que suelen representar más del 80 por ciento de todas las cuantías declaradas.

"Ya dijimos el año pasado que los ERTE-Covid mitigaron la caída de las rentas salariales medias en 2020 cuando se desplomaron las declaraciones exclusivas de salarios y, por el contrario, se duplicaron las que combinaban salarios y prestaciones por desempleo con las regulaciones especiales de empleo decretadas por el impacto de la pandemia", ha recordado el secretario de Acción Sindical de UGT en Cantabria, Valentín Fernández.

"Con los ERTE-Covid, se incrementó el año pasado en un 20% (+1.309 euros) la cuantía media de las declaraciones combinadas de salarios y prestación por desempleo, lo que sostuvo en gran medida el salario medio de más de 40.000 trabajadores que se acogieron a ellos durante el año fiscal; aunque no hay que olvidar, aunque parezca contradictorio, que cuando disminuyen el número de declaraciones únicamente salariales aumenta el salario medio y viceversa, ya que lo que desaparecen de las estadísticas son las rentas salariales más bajas y se mantienen las más altas", ha puntualizado.

De hecho, en 2020, pese a la reducción de más de 44.000 declaraciones exclusivamente salariales por la pandemia, su salario medio aumentó en comparación al año anterior en más de 2.000 euros anuales (de 22.386 a 24.395); y, ahora que en 2021 vuelven a aumentar estas declaraciones salariales sin prestaciones por desempleo, ni ERTE ni pensiones por medio, su cuantía media ha vuelto a bajar a 23.816 euros anuales.

Según Fernández, estos incrementos salariales medios "siempre hay que analizarlos con precaución" porque se comparan con un 2020 especialmente atípico por el parón económico y laboral provocado por la pandemia, cuando en Cantabria se registraron "poco más de 135.000 declaraciones exclusivamente salariales, con notable diferencia el menor número registrado desde que en 2008 hay estadísticas oficiales, ya que no se había bajado hasta entonces de las 150.000 anuales".

En comparación a 2020, el número de declaraciones a Hacienda por rentas sólo salariales y las que añaden prestaciones por desempleo o pensión se incrementaron en España un 2,65 por ciento (+489.454); un 2,2 por ciento en Cantabria, con 4.956 más, aunque sin recuperar los niveles previos a la pandemia.

El informe de UGT precisa al respecto que las 168.689 declaraciones exclusivas de salarios del último ejercicio fiscal de 2021 es la cifra más baja desde 2015, salvo por la excepción mencionada de 2020.

Por el contrario, las 48.238 declaraciones no exclusivamente de salarios porque incluyen alguna prestación por desempleo disminuyen en comparación a las más de 75.000 del año pasado por la aplicación masiva de los ERTE-Covid; aunque salvo por esta excepción del año 2020, es la cifra más alta desde que en 2008 se facilitan estadísticas oficiales pero teniendo en cuenta que en ella se incluían todavía el año pasado 13.629 perceptores de ERTE.

El salario medio declarado a Hacienda aumentó en Cantabria un 4,4% en 2021, tras caer...
Comentarios