miércoles. 07.12.2022

El Parlamento de Cantabria ha acogido un encuentro para analizar la evolución económica de Cantabria cuando se cumple el 40 aniversario de la entrada en vigor del Estatuto de Autonomía, en el que cuatro profesionales de este ámbito han coincidido en señalar la mejoría de la economía y en subrayar las fortalezas de la comunidad.

El encuentro ha tenido como protagonistas José Villaverde, catedrático de Fundamentos del Análisis Económico de la Universidad de Cantabria (UC); Cristina Mazas, la primera mujer que ocupó la Consejería de Economía del Gobierno de Cantabria entre 2011 y 2015; Enrique Ambrosio, consejero de Economía del primer Gobierno de Cantabria y catedrático de Organización de Empresas en la UC; y Gaspar Anabitarte, secretario general de la Unión de Ganaderos y Agricultores Montañeses (UGAM) de Cantabria, quien aportará la visión y reflexión de un sector influyente en la comunidad. El encuentro ha estado moderado por el periodista Alberto Ibáñez, director de Cantabria Económica.

Villaverde ha afirmado que la economía de Cantabria ha mejorado "de forma muy sensible y sustancial" en estos 40 años en tres aspectos: producción, empleo y renta por habitante, aunque han perdido fuerza el sector primario, la industria y la construcción "y naturalmente lo ha ganado el sector servicios". Aunque ha precisado que el secundario "sigue siendo el sector motor de la economía de Cantabria y es con diferencia el más productivo".

Por su parte, Ambrosio ha reflexionado sobre las oportunidades perdidas y ha subrayado que hace 20 años la industria de Navarra era la mitad que la de Cantabria y que hoy es el doble. También ha recordado que propuso un parque tecnológico 26 años antes de que arrancase el PCTCAN y que el Parlamento rechazó la iniciativa.

"Perdimos los fondos europeos, teníamos derecho a centenares de millones de euros y el Gobierno de Cantabria los rechazó porque suponía aceptar que éramos pobres". "Los obtuvo años después pero el Gobierno nacional se los quitó a Cantabria para dárselos a Valencia". Asimismo, el Gobierno creó las ZUR, Zonas de Urgente Reindustrialización, a las que Cantabria tenía derecho "pero el Gobierno de España no lo reconoció".

En estos años Cantabria invirtió 101 millones "cien en el Palacio de Festivales y un parque zoológico, y otro millón en un toro semental", ha evocado.

La actual profesora universitaria y exconsejera de Economía del Gobierno de Cantabria Cristina Mazas ha recordado las transferencias de las competencias en educación y sanidad en el año 1999, "un hecho de gran importancia en ámbito presupuestario que supuso en ciertas dificultades" y se ha referido a la crisis de 2008 y la permanencia en la Unión Europea.

"A efectos prácticos hemos recibido muchos fondos que supusieron una gran cantidad en relación al presupuesto de la comunidad para obras como la autovía de Bilbao, la réplica de las Cuevas Altamira, el saneamiento de la bahía o los primeros centros de conexión a Internet en los núcleos rurales".

Anabitarte ha dicho que la tierra es un medio de producción fundamentalmente de alimentos y que en Cantabria "tenemos un problema importante y es que no producimos alimentos". "¿Quién nos va a dar de comer?, si al año solo se incorporan al sector 50 jóvenes cuando necesitamos unos 500", se ha preguntado.

Ha recordado que en año 80 había 55.000 activos del sector primario y que ahora son 4.500. El ganadero y veterano sindicalista ha explicado que el sector lácteo nace en Cantabria donde había un monocultivo de vacas de leche de raza frisona. "En el ferial se vendían unas 1.200 vacas a la semana, cada una costaba lo mismo que un seiscientos y con cuatro ejemplares se compraba un piso", ha subrayado. El modelo productivo cambió al entrar en la Unión Europea y ahora la cuota de leche de Cantabria es muy similar a la que se puso entonces.

FUTURO ECONÓMICO

Entre las ideas para mejorar la economía de Cantabria han propuesto "explotar nuestras ventajas comparativas, sector agroalimentario, la industria transformadora y el desarrollo de un sector terciario en prestación de servicios avanzados de empresas y ámbito turístico desestacionalizado y con mayor variedad de servicios".

También han sugerido "ámbitos de ventanas de oportunidad" como el cambio climático y transición ecológica, la digitalización y la economía de la salud y del envejecimiento activo; "captar nómadas digitales", teletrabajadores que salen de otros países europeos para establecerse en Cantabria; centrarse en la customización de los productos, distribución y logística, conexión mundo rural y envejecimiento, etcétera.

Esta jornada responde a la serie de foros temáticos que bajo diferentes prismas revisa, evoca y reflexiona desde la mirada de protagonistas en cada ámbito de acción, en una serie de encuentros celebrados bajo el marco de la conmemoración del 40 aniversario del Estatuto de Autonomía de Cantabria que la institución está desarrrollando a lo largo de este año 2022.

El Parlamento analiza la evolución económica de Cantabria en los 40 años de autonomía
Comentarios