La deuda pública de Cantabria se situó en 3.312 millones en el primer trimestre, un 19,6% del PIB

La deuda pública de Cantabria se situó en 3.312 millones de euros en el primer trimestre de 2024, un 19,6% del Producto Interior Bruto (PIB), según datos publicados este viernes por el Banco de España.

La deuda pública cántabra disminuyó en cuatro millones respecto al cierre de 2023 y se reduce en 63 millones si se compara con el primer trimestre de 2023, según el Protocolo de Déficit Excesivo.

La cifra actual de deuda, en términos absolutos, es la más baja registrada en Cantabria desde 2019, y la tercera menor en el primer trimestre del año tras La Rioja (1.737 millones) y Navarra (2.916 millones).

En relación al PIB, la deuda de Cantabria entre enero y marzo asciende al 19,6, que son tres décimas menos que en último trimestre de 2023 (19,9%) y 1,8 puntos inferior a la del mismo periodo del año anterior, cuando era del 21,4% del PIB.

En este caso, hay que remontarse a 2013 para encontrar un volumen de deuda menor en relación al PIB en Cantabria. Sin embargo, en el primer trimestre de 2024, el porcentaje de la comunidad es el noveno más elevado de las regiones.

DATOS NACIONALES

La deuda del conjunto de las administraciones públicas, según el Protocolo de Déficit Excesivo, se situó en 1,613 billones de euros en el primer trimestre del año, hasta escalar al 109% del PIB.

La cifra del 109% del PIB es 1,3 puntos superior al cierre de 2023 y en términos absolutos la deuda pública se ha incrementado un 5,1% respecto al mismo periodo del año anterior.

El Gobierno ha fijado para este año un objetivo de deuda pública del 106,3% del PIB, con lo que la tasa del primer trimestre ya supera el objetivo para el conjunto del año.

En cuanto a la evolución de la deuda de los distintos subsectores de las administraciones públicas, el saldo de la deuda del conjunto de la Administración Central se elevó a 1,474 billones de euros en marzo de 2024, lo que representa el 99,6% del PIB, y un incremento del 6,3% respecto al mismo periodo el año anterior.

Por su parte, la deuda de las comunidades autónomas creció hasta los 329.000 millones de euros entre enero y marzo, el 22,2% del PIB, con un aumento interanual del 2%; mientras que la deuda de las corporaciones locales se sitúa 23.000 millones de euros, lo que representa el 1,6% del PIB y supone un 0,4% más que el saldo registrado un año antes.

Por último, el saldo de deuda de las administraciones de la Seguridad Social se situó en 116.000 millones de euros, el 7,8% del PIB, con un crecimiento interanual del 9,4%.

En cuanto a la evolución de la deuda por instrumentos y plazos, la deuda materializada en valores a largo plazo experimentó un crecimiento interanual del 6,8%, mientras que los préstamos a más de un año se redujeron en un 6,1% con respecto a marzo de 2023.

Atendiendo a la distribución del saldo según este desglose de instrumentos, en marzo de 2024 la deuda se encontraba materializada principalmente en pasivos a largo plazo, al representar un 95% del total, siendo especialmente significativo el peso de los valores a largo plazo con un 84,7%, mientras que el porcentaje de la deuda a corto plazo era de un 5%.