Miles de personas llenan las calles de Santander en la vuelta de la San Silvestre

Otros municipios como Noja celebran la tradicional carrera popular con "éxito de participación"

Miles de personas han participado este sábado, 31 de diciembre, en la tradicional carrera popular de Nochevieja, la San Silvestre, que este año ha celebrado su edición número 40 en Santander tras dos años sin celebrarse por la pandemia del Covid.

La prueba de pitufos, prebenjamines, benjamines, alevines e infantiles, de 120 a 1.290 metros, tuvo lugar a las 17.00 horas, mientras que la absoluta comenzó a las 18.00 horas, partiendo ambas del aparcamiento del Parque de Mesones.

En el caso de la prueba popular, el circuito, de unos 5.000 metros, salió de la avenida Manuel García Lago, pasó por Castañeda y Reina Victoria, giró en la Plaza San Martín y regresó por el mismo lugar.

Como es habitual, algunos participantes se disfrazaron, entre ellos de personajes como Blancanieves y el Príncipe azul, o de la jaula de las bolas del Sorteo Extraordinario de Lotería de Navidad.

Las inscripciones oscilaron entre los 7 y los 10 euros, y los 4.000 primeros contaron con dorsal, camiseta técnica, calcetines y gorro de Navidad.

ÉXITO DE PARTICIPACIÓN EN NOJA

La carrera popular de la San Silvestre también se ha celebrado este 31 de diciembre en otros municipios como Torrelavega y Noja, en este último con un "éxito" de participación, con 250 personas.

La prueba de Noja comenzó a las 12.00 horas en la plaza y contó con seis categorías diferentes en función de las edades, teniendo una salida escalonada cada 15 o 20 minutos, cada una de ellas con un primer, segundo y tercer premio, consistente en cestas con productos navideños personalizadas.

Asimismo, cada categoría contó con una distancia diferente. Los menores de hasta cinco años realizaron una vuelta de 600 metros; de seis a nueve años de 1.200 metros; de 10 a 12 años cuatro vueltas; de 13 a 15 años 3.000 metros; de 16 a 18 años seis vueltas; y los adultos de 4.800 metros.

Además, entre todos los participantes se sortearon diez vales para la pista de hielo, que permanecerá abierta hasta el próximo 7 de enero, y cinco roscos de Reyes elaborados por las panaderías de Noja.

En el entorno de la salida y la meta, tanto los corredores como los espectadores pudieron disfrutar de animación, y al final de la carrera se ofreció un chocolate con bizcochos.

Comentarios