sábado. 02.07.2022

Piélagos ha rendido homenaje a su vecino José Hierro, ganador del Premio Nacional de Poesía (1953 y 1999), del Premio Príncipe de Asturias de las Letras (1981) o del Premio Cervantes (1998), entre otros galardones, en el Día Mundial de la Poesía.

Lo ha hecho este lunes en la Biblioteca Francisco Llata, ubicada en Liencres, localidad donde el poeta tenía su 'Minifundio' --nombre con el que se refería a la que fue su casa junto a la playa de Portio-- y en la que ahora cuenta con un espacio cultural que, desde ahora, lleva su nombre, 'Sala poeta José Hierro'.

La alcaldesa, Verónica Samperio, ha asegurado que "no podíamos dejar de homenajear la figura del poeta, pero también la del hombre comprometido en el año de su centenario y hacerlo en este centro, punto clave para la actividad cultural en la zona norte del municipio".

Samperio ha señalado que la sala que ahora se llama José Hierro es la sede de las actividades de los Cursos de Verano de la Universidad de Cantabria (UC), una de ellas, el taller de creación literaria impartido por la escritora Espido Freire. "No se me ocurre mejor nombre para este lugar que el de uno de los poetas españoles más importantes del siglo XX, un referente de la denominada poesía social de la posguerra", ha dicho.

La regidora ha concluido que este homenaje persigue tres objetivos: celebrar el Día Mundial de la Poesía "de una manera muy especial", acercar a los vecinos la figura del que fuera su paisano, José Hierro, y trabajar su obra y legado con los escolares del municipio.

MEMORIAS DE UNA INFANCIA JUNTO AL MAR

El hijo del poeta, Joaquín Hierro, ha recordado su infancia en Liencres, en la que "todo eran prados", que recorrían a través de "un camino de carros", hasta que llegaban a "una casa de pescadores sin agua ni luz" que su padre había construido para que pudieran estar en contacto con la naturaleza que a él -en alusión a José Hierro- "le gustaba mucho".

"Estuvo mucho tiempo aquí, en una playa que solía estar vacía, donde pescaba esos productos con los que luego preparaba esas paellas que mi padre hacía", ha rememorado Joaquín Hierro, quien ha precisado que, después, al pasar la mayor parte del tiempo en Madrid, el poeta vendió su casa, pero "ese barco que estaba varado" --en referencia a su forma de vida-- siguió su misma esencia en la capital donde disfrutaba de las reuniones con los amigos.

Por su parte, José Ramón Rioz, maestro jubilado y director y fundador de varias escolanías y coros, ha explicado al público asistente la amistad que le unía con el poeta al que conoció en 1982, a través de Carlos Galán, en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) y con el que ha dicho tener "una deuda inmensa".

De hecho, ha subrayado que, al enterarse de que José Hierro había vivido en Piélagos, se puso en contacto con el Ayuntamiento para organizar un homenaje en el año de su centenario a "uno de los más grandes". Y es que, según ha dicho, "la poesía de José Hierro es música en sí misma" ya que es "la poesía del agua, de la naturaleza y de la vida".

RECITAL POÉTICO Y DESCUBRIMIENTO DE UNA PLACA

Durante el acto, que ha contado, entre otros, con la participación de los hijos del poeta, Joaquín y Marián; de su amiga la pintora Gloria Torner, o de la viuda de Carlos Galán, se ha visionado un vídeo en el que el José Hierro recitaba su poema 'La Casa', dedicada a su 'Minifundio' y que el Consistorio ha editado en un tarjetón que ha distribuido entre los centros escolares del municipio para promover un mayor y mejor conocimiento de su figura y obra.

Posteriormente ha tenido lugar un recital poético a cargo de Rosa Gil y José Ramón Rioz, al que ha seguido el descubrimiento de la placa que da nombre a la nueva Sala poeta José Hierro de la Biblioteca municipal Francisco Llata del Ayuntamiento de Piélagos en Liencres.

Piélagos rinde homenaje a su vecino José Hierro en el Día Mundial de la Poesía
Comentarios