lunes. 08.08.2022

José Sacristán: "Tengo la suerte de que, después de más de 60 años, mi vida y mi trabajo van de la mano"

Lola Herrera considera que una vida es "insuficiente" para un actor y para todo lo que aún le gustaría hacer

El actor José Sacristán ha asegurado que no desecharía nada de lo que ha hecho en su larga trayectoria profesional, y aunque sabe qué obras le gustaron más y cuáles menos, sería "un miserable" si renegase o se avergonzase de todas las ocasiones en las que le fue ofrecido un trabajo. "Tengo la inmensa suerte de que, después de más de 60 años, mi vida y mi trabajo van de la mano desde el principio de los tiempos".

"Si no lo supe hacer mejor es porque yo no sabía hacerlo mejor", ha destacado el actor madrileño en una rueda de prensa en la que ha comparecido con Lola Herrera, después de que ambos hayan recibido los premios de Cinematografía y de teatro La Barraca, respectivamente, de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP)

El actor ha reconocido que a sus 84 años guarda aún la ilusión y siente "las plumas de la gallina en la cabeza" cada vez que sube a un escenario o tiene una cámara delante, al igual que "ese crío de Chinchón que quería ser peliculero" y se disfrazaba de comanche, y al que "vigila, cuida, atiende y protege permanentemente" y al que procura "no avergonzar".

Así, ha aconsejado, aunque no le guste dar consejos, que "nunca hay que perder de vista la capacidad de asombro, de equivocarte, de levantarte, caer y volver a ponerte en pie". Para Sacristán, esa es la base del oficio, porque "no hay mayor seriedad que la del niño cuando juega", ha remarcado en alusión al filósofo alemán Friedrich Nietzsche.

Por ello, ha subrayado que en su carrera siempre se ha impuesto la sensación de que "cada pasito era un peldaño más en la confianza de que uno podía ganarse la vida con ello (el cine) y, entre otras cosas, en cada uno de los pasos poderle demostrar a mi padre que esto de hacer películas podía ser igual de noble que labrar la tierra, sembrarla y recoger los frutos".

Además, ha remarcado la "inmensa suerte" que ha tenido de poder hacer lo que le apasiona durante más de 60 años, por lo que, "cuando llevas un camino recorrido", premios como el que ha recibido en la UIMP "vienen a ratificar que no has andado del todo desencaminado".

En este sentido, Lola Herrera ha destacado que reconocimientos como el de hoy "te ensanchan el corazón" y son un aliciente "muy grande" para disipar esas "dudas" que ha afirmado tener. "No tengo el ego muy grande pero siempre dudo y creo que se puede hacer mejor", ha reconocido la actriz vallisoletana.

Al respecto, Sacristán tiene claro que su profesión "no es algo competitivo", y tal y como aprendió de varios compañeros como Fernando Fernán Gómez, es "temerario" y "jodido" vivir pendiente de los premios, porque, en su opinión, "lo peor es que te creas el mejor", cuando "la mayor medida del éxito en una profesión como esta y en un país como este es la continuidad en el trabajo".

Por su parte, Lola Herrera ha expresado que a lo largo de todos estos años actuando ha hecho "todo lo que ha podido", pero "queda todo por hacer" ya que, como ha dicho, una vida es "insuficiente" para un actor y para todo lo que aún le gustaría hacer y todos los personajes que querría encarnar.

Respecto al legado y las aportaciones al arte que ambos artistas están dejando con sus trayectorias, la actriz, que ha desarrollado la mayor parte de su trayectoria en el teatro, ha opinado que lo que más ha sentido es la conexión y el "camino de intercambio" de conocimiento y sentimientos con el público.

Sacristán, que ha mostrado su "profundo respeto, admiración y devoción" por los profesionales del teatro y por su defensa del medio en épocas de "tiempos difíciles", ha indicado que su propósito no es lo que ha aportado al cine español, "sino seguir aprendiendo, seguir estudiando y seguir vivo", aunque si cree que ha contribuido en dejar constancia de un testimonio a través de unos trabajos del acontecer de un país.

"Mis aportaciones han sido contribuir a contar la historia de un país en una o distintas claves que han ido divirtiendo, entreteniendo y a lo mejor han hecho pensar de vez en cuando", ha añadido.

Ambos artistas también han hecho hincapié en la influencia del novelista Miguel Delibes en sus carreras y en sus vidas, y han considerado "un lujo y un privilegio total" poder disfrutar de su amistad.

Por último, y sobre sus actuales proyectos, Herrera estrenará un nuevo espectáculo titulado 'Adictos' el próximo 12 de agosto en Avilés, y llegará al Teatro Reina Victoria de Madrid el 1 de septiembre, mientras que Sacristán continúa realizando películas y se encuentra interpretando la obra 'Señora de rojo sobre fondo gris', de Delibes, una función que lleva realizando los últimos 4 años y que continuará hasta el año que viene.

José Sacristán: "Tengo la suerte de que, después de más de 60 años, mi vida y mi...
Comentarios