jueves. 29.09.2022

El ensayista y poeta gallego José María Merino ha señalado que le gustaría que las redes sociales "permitan llevar consigo el gusto por la literatura y por la expresión literaria" y que hubiera en ellas "más entrada de minicuentos", además de que cree que su auge puede que "tenga algo que ver" en el desarrollo de los relatos cortos.

"Pensé que las nuevas tecnologías iban a ser profundamente dañinas para la literatura, pero parece que, por ahora, no es así", ha reconocido el Premio Nacional de las Letras 2021 en una rueda de prensa que ha ofrecido este martes en el Palacio de la Magdalena de Santander para presentar el curso que dirige en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), titulado 'De la ficción literaria, teoría y práctica: El microrrelato', y que ha llegado a reunir a más de 70 participantes.

Esta cita académica se encuentra dentro de la programación de Cursos de Verano 2022 de la UIMP y pretende aproximarse a la narrativa breve del microcuento o microrrelato a través del estudio de la narrativa literaria en sus diversos aspectos, elementos y contenidos, así como analizar las diferentes estructuras que la ficción ha ido adoptando desde su aparición. Además, Merino participa esta tarde en un nuevo encuentro de los 'Martes literarios'.

El ensayista y miembro de la Real Academia Española ha explicado que el microrrelato es un género de poca extensión que "no es un invento de ahora", sino que se remonta a obras como las Fábulas de Esopo o Calila y Dimna, una colección de relatos traducida en la época de Alfonso X El Sabio al castellano.

"El minicuento de ahora quizás tiene una intención más elíptica, más de decir mucho con poco, pero sigue siendo el cuento cortísimo que siempre ha existido", ha apuntado el escritor. Además, ha señalado que "hay quien piensa que puede llegar al folio y medio", mientras él cree que "más de un folio es demasiado para un minicuento".

A su juicio, la extensión tiene que ser "inversamente proporcional a la intensidad", y la intensidad es "fundamental en los cuentos". "La gracia del cuento es que en poco diga mucho y lo diga intensamente".

Además, ha añadido que, a día de hoy, "utilizamos menos tiempo para expresar las cosas, para comunicarnos", achacando esa rapidez a "la del mundo en el que vivimos".

Merino ha comparado las novelas y los cuentos, señalando la extensión como una de las características que los diferencian: "Lo decía Edgar Allan Poe, un cuento es algo que se lee del tirón, como una película, algo que lees en una hora y media; si necesitas más tiempo, si tienes que cerrar el libro para seguir al día siguiente, no es un cuento".

Por ello, "seguramente en esa extensión más breve tienes que jugar de una manera diferente con el panorama de conductas, con los personajes...", ha apuntado, añadiendo que "lo bueno de la novela es que ahí puedes meter de todo", aunque "por eso a todas ellas, incluso a las mejores, les sobra algo".

En cuanto al cuento, ha incidido en que tiene que despertar interés al tiempo que debe resolverse en poco espacio, es decir, "quien lee un cuento tiene que llegar al final porque sino el fracaso es total". "Tiene que ser escueto, controlar muy bien su extensión y controlar muy bien el desarrollo emocional en el lector". Por el contrario, la novela, aunque tiene "sus exigencias, a veces pueden sobrar cosas y no pasa nada": "La gente que lo lee lo autoriza, lo acepta", ha matizado.

ESTIMULAR LA LECTURA

Por otro lado, el escritor ha mostrado su preocupación por que la gente joven no lea, algo que ve un "tema peligroso", y considera que "los jóvenes deben ser estimulados a la lectura en la familia para empezar y luego por un sistema educativo bien ordenado que los enseñe a leer".

En esta línea, ha señalado que "los cuentos tienen que entrar en el sistema educativo con naturalidad y tienen que estar ahí porque la gente aprende literatura leyendo". En su opinión, la lectura se debe ver como una "obligación divertida", y esto se consigue con "buenos cuentos".

"¿Qué le gusta a los más jóvenes?, ¿el terror, lo fantástico? Hay cuentos de todo", ha asegurado Merino, quien ha reiterado la idea de que hay que mostrar a las nuevas generaciones que "la literatura abarca todos los ámbitos y espacios".

Asimismo, el narrador y poeta cree que "se siguen escribiendo buenos textos y que sigue habiendo buena literatura".

José María Merino da un curso en la UIMP sobre microrrelatos y apuesta por hacer más...
Comentarios