martes. 04.10.2022

Cantabria creará un Museo del Ámbar del Soplao y retoma las investigaciones en la cueva

El Gobierno ha suscrito un convenio con la Universidad de Barcelona y dos contratos para llevar a cabo estas nuevas investigaciones

Cantabria creará un Museo del Ámbar del Soplao e impulsará las investigaciones científicas en este yacimiento, uno de los principales de España y de Europa y cuyo material data de hace 105 o 110 millones años, en el Cretácico, etapa en la que aún vivían los dinosaurios.

Así lo ha anunciado este viernes, en rueda de prensa, el consejero de Industria, Turismo, Innovación, Transporte y Comercio, Javier López Marcano, quien ha explicado que el Gobierno de Cantabria ha suscrito un convenio con la Universidad de Barcelona y dos contratos, uno con el Instituto Geológico y Minero de España (IGME), del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), y el otro con el geólogo y gemólogo del Instituto de Ciencias Naturales de Álava Rafael López del Valle para retomar los trabajos en el yacimiento Rábago-El Soplao, que ya impulsó el Ejecutivo entre 2008 y 2012.

Dichas investigaciones ya permitieron, según ha indicado Marcano, la extracción de 500 piezas de ámbar, entre ellas el mayor ejemplar tallado español, que pesa unos 400 gramos. Además, incrustadas en estas muestras, se hallaron una treintena de especies de insectos fosilizados de esa época.

Estos acuerdos firmados ahora tienen una vigencia prevista de tres años y supondrán una inversión del Gobierno regional de 152.000 euros.

LOS INVESTIGADORES, CONVENCIOS DE QUE HABRÁ "NUEVOS HALLAZGOS"

Junto a López Marcano han comparecido los propios investigadores que participarán en estos trabajos, que se han mostrado ya "ansiosos" por iniciar estos nuevos trabajos y ponerse "con el microscopio y la lupa".

Y es que, según han señalado, están "muy seguros" de que encontrarán "nuevos hallazgos y descubrimientos" así como especies nuevas que se han conservado en el ámbar y que intentarán que, en los nombres y denominaciones que utilicen hacer un "homenaje" a Cantabria y a este yacimiento, ha explicado Enrique Peñalver, investigador del Instituto Geológico y Minero de España (IGME), del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

Peñalver ha agradecido al Gobierno de Cantabria la financiación para estas investigaciones que les facilitarán sus trabajos y análisis. "Va a ser como una explosión del ámbar del Soplao", ha dicho.

Por su parte, el catedrático de Ciencias de la Tierra y del Océano de la Universidad de Barcelona, Xavier Delclós, ha subrayado que este yacimiento de Rábago-El Soplao es "uno de los más importantes" --el primero o segundo de España, junto con el de Peñacerrada (Álava)-- y de Europa.

Allí también hay yacimimientos de ámbar del Cretácico pero, según han indicado estos expertos, no tienen "ni mucho menos las características de conservación y de preservación" que los españoles. También hay uno muy importante en Birmania, aunque su ámbar es "un poco más joven" que el del Soplao que además se extrae principalmente para venderlo y los trabajos científicos que se han hecho non son sistemáticos ni ordenados y se hacen "sin orden ni concierto".

Del yacimiento de Rábago-El Soplao, que creen que tiene un potencial "muy rico", se obtiene un material "extraordinario" con el que se han podido realizar estudios que han sido "pioneros" a nivel mundial.

Uno de ellos fue la tesis doctoral de Ricardo Pérez de la Fuente, que se publicó en 2013, y que le llevó a su contratación en la Universidad de Harvard, donde estuvo cinco años, y luego por Oxford, donde actualmente es jefe de investigación del Museo de Historia Natural de esta universidad.

El estudio del ámbar del Soplao permite ver, según ha indicado Delclós, un tipo de paisaje que "no existe hoy en día", en una época con unas "condiciones de vida muy diferentes a las actuales", con unas temperaturas y concentración de oxígeno, dióxido de carbono muy superiores a la actualidad.

El geólogo y gemólogo del Instituto de Ciencias Naturales de Álava, Rafael López del Valle, ha explicado que su trabajo en este proyecto consiste en localizar las muestras con bioinclusiones que son interesantes para el estudio.

A estas muestras se les aplica una resina sintética que impide que el ámbar pueda oxidarse, un "trabajo muy laborioso" y que precisa de "mucho dedicación".

Ha indicado que la mayoría de los ámbares del mundo son resinas fosilizadas, que se depositaron en el sustrato hace 105-110 millones de años y que debido a las condiciones de enterramiento se preservaron.

Esas resinas pasaron por procesos que permitieron su fosilización pero, previamente, en ellas quedaron pegados insectos de esa época y que pueden ser estudiados con investigaciones como las llevadas a cabo entre 2008 y 2012 y como las que se van a llevar a cabo ahora.

López del Valle ha explicado que "es posible" que en el yacimiento de Rábago-El Soplao no se precisen hacer "muchas más excavaciones" ya que se recogen las muestras y el material que la lluvia, al lavar el sedimiento, hace aflorar.

"LANZAMIENTO INMEDIATO" DEL MUSEO DEL ÁMBAR

En cuanto al futuro Museo del Ámbar, Marcano no ha dado demasiados detalles ni plazos concretos, si bien ha hablado de "lanzamiento inmediato".

Este Museo podría albergar las piezas ya extraídas del yacimiento de ámbar del Soplao y las que puedan obtenerse con las nuevas investigaciones.

En la rueda de prensa, además de Marcano y los investigadores ha estado presentes el delegado en Cantabria del CSIC, Celso Martínez Rivero, y el director del Soplao, Juan Carlos Ruiz Jimeno.

Cantabria creará un Museo del Ámbar del Soplao y retoma las investigaciones en la cueva
Comentarios