La Asociación en Defensa del Patrimonio de Santoña, contra la ampliación del parque en el jardín de Manzanedo

Parque infantil en el jardín del Palacio de Manzanedo

La Asociación en Defensa del Patrimonio de Santoña ha incluido en la 'Lista Roja del Patrimonio de Santoña' al jardín romántico del palacio de Manzanedo, declarado Bien de Interés Cultural (BIC) junto con su palacio, y ha solicitado al Ayuntamiento y a la Consejería de Cultura que se evite "la continua degradación de este espacio protegido" y que no se autorice la ampliación y cubrición del parque infantil existente, pues esta nueva intervención "supone un alto impacto visual sobre el entorno declarado BIC".

Según ha denunciado la asociación en un comunicado, este espacio protegido "no ha dejado de sufrir graves trasformaciones que lo alejan de su valor natural e histórico".

El palacio del marqués de Manzanedo y su jardín singular fue proyectado en 1872 por el arquitecto cántabro Antonio Ruiz de Salces, quien colaboró con Francisco Jareño en las obras de la Biblioteca Nacional y uno de los arquitectos más destacados del Madrid isabelino.

Este palacio y su jardín formaban parte de un plan que incluía la mejora en el trazado de las calles Manzanedo y Duque, el hoy instituto de Manzanedo y un hospital para pobres, conocido como 'el Hospitalillo', hoy destruido.

El jardín ocupaba una finca de 9.085 metros cuadrados y el proyecto, en su conjunto, fue galardonado con la Medalla de las Bellas Artes en 1873.

El palacio y el jardín fueron declarados Bien de Interés Cultural en 1993, estando también el segundo catalogado desde 1987 en el Plan General de Santoña como 'jardín privado singular' (VPS).

A pesar de todo, este espacio ha venido sufriendo en los últimos años un mantenimiento "incorrecto" y se han realizado una serie de trasformaciones "desafortunadas", a juicio de la asociación, especialmente las ejecutadas en 2011 con un presupuesto de 610.188 euros procedentes del Plan E1, que cubrió con baldosa gran parte del espacio natural, destruyendo la trama original del jardín y transformando esta histórica zona verde en una "impersonal plaza ajardinada".

También se han talado gran parte de los árboles originales y se han colocado instalaciones y elementos "impropios" de un jardín romántico como columpios, farolas y bancos, que, en opinión del colectivo, "desvirtúan por completo el conjunto natural e histórico protegido".

A partir del año 2000 también se colocaron unos pequeños columpios, que en 2011 alcanzaron los 400 metros cuadrados, y que ahora se pretenden ampliar a 600, y que además se quieren guarecer con una cubierta "que desvirtuará aún más el entorno del jardín protegido y que dificultará la correcta contemplación del palacio Manzanedo y su entorno natural", ha advertido la asociación.

Comentarios