Salud cifra en cuatro los pacientes derivados a Valdecilla por un "bloqueo asistencial" en Urgencias Laredo

El consejero de Salud, César Pascual, ha indicado este lunes que la situación 'crítica' vivida en las Urgencias del Hospital comarcal de Laredo hace justo una semana se debió a una "concatenación de hechos" que hicieron que este servicio sufriera un "bloqueo asistencial" en un "momento determinado".

Según ha explicado, fue por la atención a un paciente Covid grave en un box de reanimación, lo que obligó a derivar "cuatro" pacientes que iban a ser asistidos en ese centro al Hospital Valdecilla, y que se sumaron a los 900 que se atienden en Santander, por lo que no cree que supusieran ningún "atasco".

A juicio de Pascual, se actuó "bien", en base a un protocolo existente para este tipo de casos que prevé la derivación de pacientes por causas asistenciales, con criterio médico y en colaboración con el 061 a Santander, y que funcionó "correctamente".

"Se hicieron bien las cosas", ha insistido el responsable del ramo en una rueda de prensa sobre consultorios rurales y a preguntas posteriores de los medios, a los que ha aclarado que no se derivó a nadie que ya estuviera siendo atendido en Laredo a Valdecilla, sino que todos las traslados fueron "antes" de llegar al centro pejino.

Pascual ve "difícil" que se vuelva a repetir "un caso tan concreto", de un enfermo con coronavirus que precise atención urgente en un box de reanimación y que se tenga que "bloquear" la asistencia sanitaria y desinfectar después la zona.

NO VA A SER UN VERANO FÁCIL

No obstante, es consciente de que "no va ser un verano fácil en las urgencias", tanto en las del hospital laredano como en las de otros centros de la región, sino "muy complicado" dada la falta de médicos y más a "estas alturas" de la temporada estival.

Y ello, ha dicho, a pesar de la aprobación, por parte del Consejo de Ministros la semana pasada, de la nueva especialidad de Medicina de Urgencias y Emergencias, que "llevaba cuatro años en el cajón", ha afeado Pascual a la ministra, Mónica García.

"El hecho cierto es que no tenemos médicos para contratar", ha afirmado, antes de apuntar en cualquier caso que en Cantabria "adoptaremos las medidas necesarias" para paliar esta situación.

PREOCUPACIÓN

Así, y al margen del episodio registrado hace una semana, las Urgencias de Laredo "siguen la tónica" de otros años y al igual que sucede en otros hospitales y centro sanitarios de Cantabria por la afluencia de turistas en verano a la región y teniendo en cuenta la falta de médicos que hay, unos 6.000 en toda España.

A este respecto, el consejero de Salud ha admitido que le "preocupa mucho" tanto la "masificación" ciudadana como la "sobrecarga" de trabajo de los profesionales, a los que ha reconocido su colaboración para mantener el servicio, en especial en las consultas, pues en las urgencias es más difícil porque la presión asistencial es "muy alta".