viernes 21/1/22

El responsable de un bar de Laredo que tenía empleadas a ocho personas sin estar dadas de alta en la Seguridad Social ha aceptado este martes una condena de un año de prisión y una multa de 1.680 euros.

Las partes han llegado a un acuerdo de conformidad que se ha formalizado en la Audiencia Provincial de Cantabria, donde estaba previsto juzgar hoy al hombre como autor de un delito contra los derechos de los trabajadores.

El acuerdo se ha alcanzado gracias a que el procesado ha satisfecho ya su deuda con la Seguridad Social. Además, según el escrito del fiscal, los empleados que se encontraban en situación irregular --ocho de los once que trabajaban en el negocio-- fueron regularizados tras la visita de Inspección de Trabajo.

Gracias a la conformidad, la sentencia, que ya es firme, rebaja la pena que solicitaban inicialmente la Fiscalía y la Tesorería General de la Seguridad Social, que ejercía la acusación. En concreto, el fiscal pedía tres años de prisión y multa de 2.160 euros, y la Seguridad Social una sanción de 3.600 euros e inhabilitación para ejercer como administrador de industria o comercio por un periodo de dos años.

Finalmente, la sentencia ha quedado en una multa de ocho euros diarios durante siete meses y un año de prisión, aunque se determinará la suspensión de esta pena de cárcel, como ha solicitado la defensa.

El acuerdo ha evitado que se celebren las dos sesiones del juicio que estaban previstas para este martes y miércoles en la Sección Tercera de la Audiencia, ya que las partes han renunciado a la prueba testifical e informes.

El responsable de un bar de Laredo con ocho trabajadores irregulares acepta un año de...
Comentarios