jueves. 06.10.2022

Un peregrino rescatado en 2018 visita a la Guardia Civil de Laredo para agradecer su ayuda

Retoma el Camino de Santiago en el punto donde lo abandonó tras extraviarse en una zona de difícil acceso

Un peregrino que fue rescatado en 2018 tras extraviarse en una zona de difícil acceso cuando realizaba el Camino de Santiago ha visitado a la Guardia Civil de Laredo para agradecer la ayuda que le prestó.

El rescate tuvo lugar el 8 de agosto de 2018, cuando el cuartel recibió la llamada del hombre, de 61 años y vecino de Pamplona, que se encontraba desorientado en una zona de difícil acceso, sin posibilidad de continuar por sus medios.

Cuatro años más tarde, el hombre ha visitado al guardia civil que le atendió y, además, retoma el Camino de Santiago en la etapa que lo dejó.

El peregrino ha mostrado su gratitud al citado agente, que le mantuvo monitorizado durante todo el rescate tras facilitarle su número de teléfono personal, realizando los contactos mediante una aplicación de mensajería instantánea para ahorrar batería por si era necesario alargar su evacuación, así como para conocer su ubicación y recibir fotografías de lo que veía desde ese lugar.

El afectado pretendía haber llegado en esa jornada a la población de Laredo, adentrándose desde la playa de San Julián de Liendo, hasta la zona conocida como los Ojos del Diablo, donde el guardia civil pudo situarle con la información que se intercambiaban.

Aunque el peregrino se encontraba bien, urgía su localización, ya que tenía una enfermedad en la vista y estaba previsto que empeorara el tiempo.

Hasta la zona se desplazó una patrulla de seguridad ciudadana de la Guardia Civil, consiguiendo sobre las 21.15 horas su localización, y se quedó a unos escasos 100 metros, sin poder continuar por la peligrosidad del terreno, pero lo suficientemente cerca para verse y comunicarse. Uno de los agentes que fue en su auxilio resultó con diferentes lesiones.

Dada la dificultad de su extracción a pie y antes de que cayera la noche, se alertó al servicio de emergencias 112, facilitando la ubicación del desaparecido y comunicando que en el lugar había agentes de la Guardia Civil y que sería conveniente su evacuación mediante helicóptero, como finalmente se hizo.

Durante todo el operativo, el guardia que había recibido el aviso estuvo en contacto con el peregrino, dándole todo tipo de información y consejos e informándole puntualmente de las gestiones que se estaban realizando para minimizar su preocupación.

La Guardia Civil de Cantabria recuerda que con motivo del año Santo Jacobeo 2022 está prestando una especial atención al trayecto del Camino del Norte que transcurre por la Comunidad Autónoma, con el objetivo de garantizar la protección y seguridad de los peregrinos y la protección del patrimonio cultural y artístico, así como del medio ambiente.

Igualmente se atienden los auxilios que precisen los peregrinos, así como la vigilancia y protección del camino, albergues y bienes. Por otro lado, se mantienen contactos estrechos con las asociaciones del Camino de Santiago en Cantabria.

Se aconseja que lleven instalados en los terminales móviles la aplicación Alercops, que cuenta con funciones para la seguridad en tiempo real, y entre otras, pueden activar 'Guardián para el Camino de Santiago', que permite al ciudadano compartir de manera automática sus diez últimas posiciones, con un centro operativo de la Guardia Civil activo las 24 horas del día, los siete días de la semana.

Un peregrino rescatado en 2018 visita a la Guardia Civil de Laredo para agradecer su ayuda
Comentarios