viernes. 12.08.2022

El Mitma invierte casi 4,5 millones en reparar el talud desprendido en la A-8

La obra ya está "en muy avanzado estado de ejecución" y concluirá "en las próximas semanas"

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) va a realizar una inversión de casi 4,5 millones de euros para estabilizar el talud desprendido en la autovía A-8 a la altura de El Haya (Castro Urdiales).

Las obras ya están "en muy avanzado estado de ejecución" y concluirán "en las próximas semanas", según ha anunciado la delegada del Gobierno en Cantabria, Ainoa Quiñones, que ha visitado este viernes las obras junto al jefe de la Demarcación de Carreteras del Estado en Cantabria, Fernando Hernández Alastuey, con quien ha supervisado los trabajos que se están llevando a cabo en la actualidad.

La delegada ha destacado la "celeridad y prontitud" del Ministerio para actuar "nada más producirse el desprendimiento del talud", en el punto kilométrico 139,35 de la autovía A-8 en dirección Santander, que tuvo lugar en la madrugada del pasado 23 de abril.

Como ha recordado, el desprendimiento fue "muy importante, con gran volumen de material y piedras de gran tamaño", provocándose un accidente que no ocasionó heridos pero que obligó al corte completo de la calzada.

El desprendimiento o argayo obligó en un primer momento a desviar el tráfico por la N-634 y, posteriormente, a habilitar un carril de los tres de la calzada contraria, del punto kilométrico 139,2 al 140,05, para garantizar la fluidez del tráfico desde País Vasco hacia Cantabria.

Desde la Demarcación de Carreteras del Estado en Cantabria, ha señalado la delegada, se preparó de urgencia el proyecto para la actuación y se detectó que el talud estaba "muy dañado" y "la obra iba a ser mayor de lo que a simple vista podría parecer".

"No se trataba solo de retirar el argayo, sino que los trabajos serían importantes dado que todo el talud estaba afectado y había que hacer una obra de estabilización global", ha dicho.

Quiñones ha recordado que la obra, que está en marcha "desde el primer momento", se paró durante los fines de semana desde mayo para, del viernes al mediodía a la madrugada del domingo al lunes, abrir la calzada dirección Santander y permitir el tráfico fluido desde el País Vasco hacia Cantabria. Y es que se trata de una zona con un elevado volumen de tráfico, con una media de 52.840 vehículos al día y de los que el 9,53% son pesados.

En el marco de la obra, que va a suponer una inversión total de 4.421.305 euros, que financia el Mitma mediante una declaración de emergencia que ya ha sido aprobada, se van a desarrollar actuaciones como la retirada del hormigón agrietado, nuevo hormigonado y colocación de geomalla y malla de triple torsión, entre otros trabajos.

El Mitma invierte casi 4,5 millones en reparar el talud desprendido en la A-8
Comentarios