martes 7/12/21

El Ayuntamiento de Laredo ha actuado durante tres meses en una superficie de 190.620 metros cuadrados para la recuperación ambiental de las dunas grises del Puntal y el Regatón, donde con una inversión de casi 20.000 euros se han retirado más de 12 toneladas de residuos y plantas invasoras a través de un proyecto incluido en el programa de subvenciones del Gobierno de Cantabria en la Red de Espacios Naturales Protegidos.

Las casi 20 hectáreas de terrenos municipales situados entre el Club Naútico de Laredo y el eucaliptal del Regatón se encuentran íntegramente incluidas dentro de los límites del Parque Natural de las Marismas de Santoña Victoria y Joyel y constituyen uno de los enclaves de mayor valor e interés biológico de este espacio natural protegido.

En ellos se desarrollan dos de los hábitat que la Directiva Hábitat define como "de interés comunitario" debido al especial interés que tiene su conservación para el mantenimiento de la biodiversidad en la UE: las 'Dunas costeras fijas con vegetación herbácea (dunas grises)' y las 'Depresiones intradunares húmedas', dándose la circunstancia, además, de que el primero de ellos tiene añadida la consideración de "hábitat natural prioritario" por estar amenazado de desaparición en el territorio de la UE.

Así, el Ayuntamiento de Laredo decidió desarrollar el proyecto de conservación en el que ha contado con el asesoramiento técnico de la Asociación Cultural Bosques de Cantabria, una ONG con sede en el municipio pejino que cuenta con experiencia en este tipo de trabajos y que ha sido la encargada de diseñar y ejecutar el proyecto, que se ha llevado a cabo entre los meses de agosto y noviembre.

Como resultado de los estudios realizados, se ha identificado en esta zona la presencia de 11 especies vegetales exóticas, seis de las cuales se encuentran incluidas como especies objetivo en la Estrategia Regional de Gestión y Control de Especies Exóticas Invasoras del Gobierno de Cantabria, así como en el Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras (CEEEI).

Estas seis especies son la chilca, el plumero de las pampas, el azar de la china, el espino de fuego, la yuca y el ágave. De ellas, la más ampliamente distribuida y por tanto la que supone una mayor amenaza para estos sensibles hábitat es la chilca, por lo que buena parte de los esfuerzos en la ejecución de este proyecto se han centrado en actuar sobre ella.

Además, se ha actuado sobre otras tres especies vegetales invasoras: la uña de gato, la onagra y la margarita africana, ha informado Bosques de Cantabria en nota de prensa.

Laredo retira 12 toneladas de residuos y plantas invasoras de las dunas del Puntal y el...
Comentarios