domingo 22/5/22

Laredo ha intensificado los controles policiales durante la Semana Santa, de modo que los agentes han inspeccionado más de 600 vehículos y han realizado 128 pruebas de detección de alcohol.

Fruto de esos controles se han instruido diligencias penales por tres delitos contra la seguridad del tráfico, por conducir bajo la influencia de bebidas alcohólicas, por circular sin haber obtenido nunca el permiso de conducción y por hacerlo con el carné retirado.

Con motivo del dispositivo especial para reforzar la seguridad en unas fechas con gran afluencia de visitantes a la villa, y coincidiendo con el desarrollo de la segunda fase de la campaña de la Dirección General de Tráfico, se han llevado a cabo quince controles.

A raíz de los mismos se han iniciado además ocho expedientes por conducir sobrepasando la tasa de alcohol permitida y dos por hacerlo bajo la influencia de sustancias estupefacientes.

También se han incoado cinco expedientes por conducir manipulando el teléfono móvil, nueve por circular con ITV caducada y trece por no hacer uso del cinturón de seguridad, informa el Ayuntamiento, que enfatiza el notable descenso de los siniestros de circulación.

En este sentido, indica que solo se ha prestado asistencia en dos accidentes con daños materiales leves entre los días 11 y 17 de abril, así como a los ocupantes de un turismo incendiado hasta la llegada de los servicios sanitarios.

En cuanto a la seguridad ciudadana, se ha desarrollado un dispositivo de seguridad en las horas más conflictivas en la Puebla Vieja de la villa, controlado el horario del cierre de los establecimientos de hostelería.

En el marco del mismo, se ha detenido a un individuo con requisitoria judicial pendiente e incoado expedientes por posesión de drogas y falta de respeto a los agentes.

Laredo inspecciona 600 vehículos en Semana Santa e instruye diligencias a tres conductores
Comentarios