viernes. 02.12.2022

El jurado popular del caso del 'cráneo de Castro Urdiales' ha retrasado su deliberación ante una duda que le ha asaltado con el objeto del veredicto, y que el magistrado Agustín Alonso acaba de explicar en una audiencia pública de unos 15 minutos.

Los jurados se habían detenido en la pregunta número dos de las trece en total del documento, en la que se les cuestiona si la acusada, Carmen Merino, "causó directamente la muerte" de su pareja, Jesús María Baranda.

En este punto les surgió la incertidumbre y habían pedido a la Sala cambiar "causó" por "participó" en la muerte, pero ante la relevancia de la cuestión el magistrado les ha citado para que comprendan las diferencias entre un autor de un delito y un cómplice.

La respuesta a esta definición cobra especial relevancia después de que ayer, tras dos semanas de juicio, la defensa introdujera una posible nueva versión de los hechos. El letrado de Merino mantuvo que su patrocinada "no causó" la muerte de su novio pero, como cuestión subsidiaria por si el jurado no optaba por la libre absolución que él solicita, planteó que podría haber encubierto al verdadero asesino.

Así, el magistrado ha dado permiso al jurado ante la petición de utilizar el término de "participar" en el crimen, pero siempre y cuando dejen claro si consideran que la acusada participó como autora o como cómplice. Como él mismo ha señalado, les ha citado en audiencia pública para "dejar bien claro" este asunto, que considera "importante".

En este sentido, les ha explicado que hay distintos tipos de autores en los delitos, como los directos, coautores o cooperadores necesarios, pero "a todos se les castiga por igual", mientras que a los encubridores o los cómplices se les impone una pena inferior.

Los primeros son los que prestan "una ayuda insustituible" para cometer el delito", mientras los segundos prestan una ayuda "últil, pero periférica", ha explicado Agustín Alonso.

Los jurados se han reunido para deliberar a las 9.30 y han recibido esta explicación cerca de las 19.00 horas, tras lo que han vuelto a retirarse para continuar dando respuesta al objeto del veredicto. Dado que no cuentan con límite de tiempo, si a las 21.00 horas aún no hay veredicto se valorará si los jurados continúan deliberando o lo aplazan a mañana sábado, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Cantabria (TSJC).

El cuestionario del veredicto incluye 13 preguntas para determinar si la acusada, para la que la Fiscalía pide 25 años de cárcel y la acusación particular -ejercida por los hijos del fallecido- prisión permanente revisable, es culpable o inocente, y si lo es de asesinato o de homicidio.

Una duda del jurado retrasa el veredicto del caso del 'cráneo de Castro Urdiales'
Comentarios