Detenido en Castro un miembro de una organización que explotaba sexualmente a mujeres captadas en redes sociales

La Policía Nacional ha desarticulado una organización que presuntamente captaba a mujeres latinoamericanas en condiciones de vulnerabilidad a través de redes sociales para explotarlas sexualmente en prostíbulos ubicados en Oviedo y Madrid, las ciudades donde se asentaba la organización, uno de cuyos miembros ha sido detenido en la localidad cántabra de Castro Urdiales.

La operación ha formado parte del Plan de la Policía Nacional contra la Trata de Seres Humanos con Fines de Explotación Sexual y ha culminado con la liberación de cinco mujeres en Oviedo y una en Zaragoza. Los dos principales responsables han sido detenidos en la frontera de Irún (Gipúzcoa) cuando se disponían a abandonar España y tres personas más han sido arrestadas en Oviedo, Parla (Madrid) y Castro Urdiales.

Los detenidos aprovechaban la vulnerabilidad y precariedad económica de las mujeres para establecer vínculos con ellas y ganarse su confianza mediante las redes sociales. Después les ofrecían ejercer la prostitución en España prometiéndoles condiciones "muy ventajosas", según explica en un comunicado la Policía Nacional, y posteriormente les quitaban los pasaportes y les imponían una deuda de 5.000 euros que debían saldar una vez comenzado el supuesto trabajo.

La investigación policial se inició gracias a la denuncia de una de las víctimas de la organización y ha contado con tres registros domiciliarios, dos en Parla (Madrid) y otro en Oviedo, en los que se han intervenido 6.287 euros en metálico, once gramos de cocaína, cuatro teléfonos móviles y diversa documentación.