viernes 27/5/22

El colegio de Educación Infantil y Primaria Pablo Picasso de Laredo ha sido premiado en el Concurso Nacional de Buenas Prácticas del Ministerio de Educación con un proyecto dirigido a mejorar el estado emocional del alumnado en el regreso a las aulas tras la pandemia.

Concretamente, el centro, con el proyecto 'Picasso en tiempos de pandemia', se ha alzado, junto al colegio San Sebastián de Ávila, en ganador de la modalidad 'Mejora del Éxito Educativo' de este certamen, dotada con 5.000 euros para cada uno de estos colegios.

Con motivo de este premio, la consejera de Educación y Formación Profesional, Marina Lombó (PRC), ha visitado este miércoles el centro, donde ha subrayado la "implicación, compromiso e ilusión" de su claustro, ha informado en un comunicado el Gobierno regional.

Lombó ha expresado su satisfacción al poder conocer de primera mano la vida de un centro como éste, "con una acción pedagógica tan importante y un equipo educativo que trabaja tan cohesionado" y ha destacado la importancia del "compromiso y la ilusión" como vehículos fundamentales para solventar las dificultades por las que tiene que atravesar la sociedad en momentos determinados.

En septiembre de 2020 el centro se convirtió en sede de la NASA y los alumnos en futuros astronautas, contextualizando las medidas sanitarias de obligado cumplimiento en los centros. Este curso 2021-2022 se celebran unos Juegos Olímpicos para luchar contra el sedentarismo y la mala alimentación que, tras el confinamiento, se han detectado en la población escolar.

Por su parte, el director del centro educativo, Samuel Vada, ha asegurado que este premio viene a reconocer el trabajo que todo el claustro lleva desempeñando en estos dos años de pandemia y contribuye a "reconocer la trayectoria innovadora, así como la implicación del centro con el desarrollo emocional de su alumnado".

CONCURSO NACIONAL DE BUENAS PRÁCTICAS

El Concurso Nacional de Buenas Prácticas persigue la puesta en valor de actuaciones ejemplares de los centros educativos, de manera que estas buenas prácticas, consecuencia del esfuerzo compartido en la búsqueda de la mejora en la acción educativa, sirvan de modelo e inspiración a otros colegios.

En el ámbito educativo, se considera una 'buena práctica' a una iniciativa, una política o un modelo de actuación exitoso que mejora los procesos escolares y los resultados educativos de los alumnos y alumnas. Su carácter innovador se completa con su efectividad.

Las buenas prácticas en esta convocatoria del concurso nacional se agrupan en las siguientes categorías: fomento de la convivencia escolar; el uso y aplicación de tecnologías aplicadas a la educación; el impulso de actuaciones dirigidas a promover la sostenibilidad social, medioambiental y económica; la promoción de actividades relacionadas con hábitos y estilos de vida saludables y, por último, la mejora del éxito educativo.

El CEIP Pablo Picasso abrió sus puertas en 1985 y se ha caracterizado por proponer nuevas metodologías y prácticas educativas novedosas. Se trata de un centro educativo de Infantil y Primaria con 180 alumnos y 23 docentes. Dispone de orientadora, fisioterapeuta, y 3 técnicos sociosanitarios.

Entre los proyectos que desarrolla se encuentran los talleres internivelares; un proyecto ecológico destinado a la recogida selectiva de basura; el proyecto 'Cuidamos nuestra Historia', dirigido a mantener las tradiciones de la comunidad y localidad. Forma parte también del proyecto Erasmus+, así como el proyecto KIVA de prevención frente al bullying.

El colegio Pablo Picasso de Laredo, premiado en el Concurso Nacional de Buenas...
Comentarios