CCOO exige a los grupos políticos soluciones para garantizar los 50 empleos de Conservas Lolín

ccoo cantabria
photo_camera ccoo cantabria

La Federación de Industria de CCOO de Cantabria ha mostrado su preocupación ante el "incierto" futuro laboral de los 50 trabajadores de Conservas Lolín de Castro Urdiales y ha exigido a los grupos políticos "implicación y agilidad" para buscar soluciones que "comprometan y garanticen" el empleo de la plantilla, compuesta en un 98% por mujeres.

Además, el sindicato ha anunciado que el próximo 4 de febrero estará apoyando a los trabajadores de Conservas Lolín en la concentración que han convocado a las puertas del Ayuntamiento de Castro Urdiales, desde las 11.30 horas, con motivo de la celebración del Pleno extraordinario que se celebrará para abordar el conflicto de la conservera.

CCOO ha informado también en nota de prensa que los delegados del comité de empresa de la conservera, junto con los responsables de la Federación de Industria del sindicato, han pedido reuniones con todos los partidos políticos, también con el presidente y el vicepresidente del Gobierno de Cantabria, Miguel Ángel Revilla y Pablo Zuloaga, respectivamente, para abordar el conflicto y trasladarles su preocupación.

Según el sindicato, hasta el momento sólo les ha recibido el Partido Popular, a cuyos responsables les han explicado la situación de la plantilla y les han exigido que pongan "toda la carne en el asador" y se impliquen para "aclarar la situación, desatascar el problema y velar por el futuro" de las 50 familias que trabajan en la conservera.

En este sentido, CCOOO ha instado a los partidos a que hagan "política con mayúscula", hagan todo lo posible para "remover los obstáculos" que puedan existir para materializar el convenio y que, si finalmente se produce la pérdida de los puestos de trabajo, "se impliquen" en la búsqueda de alternativas para estos trabajadores, "que no pueden ser los paganos de una situación externa a ellos".

A juicio del sindicato, los representantes políticos "no pueden votar que no y quedarse satisfechos", sino que tienen que buscar "soluciones legales" a favor de estas 50 familias. En su opinión, independientemente del "conflicto político", hay que fijarse en los "efectos colaterales" de esta situación, cuyo "foco está" en los trabajadores afectados.

Por ello, según el responsable del sector agroalimentario de la Federación de Industria de CCOO, Jesús Gallo, van a insistir a los representantes políticos en el Consistorio para que busquen soluciones "ágiles, ajustadas a las leyes y con implicación de todos ellos, sin distinguir entre si son Gobierno o son oposición o si el conflicto responde a unos intereses particulares o partidistas".

"Nuestro objetivo no es otro que el de conseguir que se garanticen los 50 puestos de trabajo, independientemente de lo que pase", ha apostillado.

Del mismo modo, el sindicato ha asegurado que "serán tan exigentes con los partidos políticos como con la empresa". A esta última la ha instado a tener una actitud "proactiva" y a "no utilizar" a los trabajadores como "rehenes". Además, le ha exigido que si finalmente Conservas Lolín va a las nuevas instalaciones del polígono de Vallegón se preserven "todos y cada uno" de los puestos de trabajo actuales.

Comentarios