jueves. 30.06.2022

A continuación el texto que ha publicado el alcalde de Santoña, Sergio Abascal Azofra, relacionado con los videos publicados por Diego Cortés y Juan José Cortés así como su valoración por la repercusión que han tenidos sus palabras en Radio Santoña:

"Buenos días a [email protected]
Hace unos minutos he mantenido una conversación telefónica con Diego Cortes, quien el día de ayer publicó un video que yo compartí. A su vez yo le remitía los audios de mis intervenciones en Radio Santoña y en Cope Cantabria Oriental.

La conclusión a la que ha llegado y así me ha reconocido, lo cual le agradezco, es que se ha producido un lamentable error y una equivocada interpretación de mis palabras y se ha comprometido a aclararlo y rectificarlo.

Del mismo modo he solicitado que se ponga en contacto, ya que yo lo he intentado, con Juan José Cortés, quien fuera diputado nacional del PP que también ha grabado un video imputándome manifestaciones incendiarias que no son ciertas. Espero tener una conversación telefónica con él a lo largo de día y que se rectifique.

Como bien sabéis todos, mis intervenciones en radio Santoña siempre han sido tendentes a mantener el respeto, la empatía y la solidaridad de todo el pueblo con quien peor lo están pasando, con los que sufren el contagio y con aquellos profesionales de diferentes ámbitos, que cada día trabajan incansables para combatir el Covid-19.

Mis intervenciones respecto al colectivo gitano de Santoña siempre han sido totalmente respetuosas y realizadas con posterioridad a aquellos audios que contenían injurias y comentarios absolutamente reprochables y despreciables.

He sido la primera persona que los ha condenado públicamente y en varias ocasiones, y he sido el primero en decir que implicaban la comisión de un presunto delito de odio (algunos por error parece que han pensado que esas eran mis palabras o que mis intervenciones las habían provocado, cuando son posteriores a los mismos).

Mis llamamientos siempre han sido a la calma, la prudencia y la responsabilidad de todos, dejando de lado cualquier atisbo de odio, rencor o enfrentamiento.

Como también sabéis, el pasado viernes se celebró una Mesa de seguimiento y coordinación sobre la incidencia del Covid-19 en nuestro municipio. En esa mesa estuve yo presente, junto a la Capitán de la compañía de la Guardía Civil de Santoña, el Jefe de la Policía Local, la coordinadora del Centro de Salud de Santoña y los servicios sociales de atención primaria.

En ella abordamos la situación y vimos con preocupación que el últimas 24-48 horas había aumentado enormemente el número de santoñeses afectados. Tanto los que estaban en seguimiento domiciliario por presentar sintomatología compatible con coronavirus, los que se encontraban ingresados por el contagio y los que, tristemente, habían fallecido.

El dato era muy preocupante en relación a la media que podía haber en Cantabria y se detectó además que la incidencia repentina entre la población gitana de Santoña era elevadísima en relación al porcentaje total de población que representa en nuestro municipio (tanto en afectados, ingresados en centros hospitalarios o fallecimientos).

De ahí que entendimos que era necesario que fuesen plenamente conocedores de esa situación para hacer un llamamiento a todos a extremar las precauciones, y especialmente quienes más están sufriendo su incidencia (lo mismo hubiese ocurrido si esos datos reflejaban contagios mayoritarios entre jóvenes de una determinada edad o entre población de distinto sexto).

Del mismo modo, también he repetido permanentemente que los contagios en nuestra población, sean entre payos o gitanos, se han producido con casi total seguridad con carácter previo a decretarse el Estado de Alarma, precisamente, saliendo al paso de acusaciones que se proferían de supuestos incumplimiento del confinamiento domiciliario.

A su vez solicitamos que se vayan adoptando unas medidas que son obligadas por las autoridades sanitarias, y es que las familias que residen en domicilios de personas ingresadas, fallecidas o a las que se ha dado el alta hospitalaria y mientras curan en sus domicilios, deben mantener un confinamiento permanente o forzoso.

Sean payos o gitanos, sin distinción ninguna. Esa solicitud se está tramitando por la consejería de Sanidad ante la autoridad judicial, manteniendo el mismo criterio que nosotros considerábamos.
Del mismo modo, mandamos todo nuestros apoyo a quienes combaten el covid-19, a todos los afectados e ingresados y nuestras más profundas condolencias a las familias que han perdido a un ser querido.

Siempre he dicho que a todos los afectados debemos cuidar, ayudar y mantener. Sin distinciones, pues como también he repetido en varias ocasiones, el primer foco de coronavirus lo sufrimos en nuestra Residencia Santa Ana, de cuya situación y evolución doy cuenta permanentemente.

Desde aquí reiteró el llamamiento a la calma, la responsabilidad y la prudencia de toda la población y continuar con la buena convivencia que siempre ha existido en Santoña, sin distinciones entre razas, religiones, etnias, idiomas, costumbres, sexos o edades.

A su vez, quiero hacer público mi absoluto rechazo a determinadas publicaciones de medios de comunicación, videos o audios que se están haciendo eco de un equivocada interpretación de mis palabras, imputándome frases que nunca he proferido y por tanto, solicito expresamente que su contenido sea inmediatamente desmentido y corregido.

A continuación volveré a publicar mis entrevistas de estos días para que en la cabeza y manifestaciones de algunos se aclare el malentendido.

Nuestro enemigo está ahí fuera, se llama Covid-19, y no distingue de credos, razas, creencias ni edades. Muchos ánimo y mucha fuerza a todos.
#EsteVirusLoParamosJuntos
#YoMeQuedoEnCasa
#TodoVaASalirBien"

Abascal: "Mis intervenciones respecto al colectivo gitano siempre han sido totalmente...
Comentarios