jueves 19/5/22

El consejero de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Guillermo Blanco, ha visitado las instalaciones del cebadero de ganado tudanco que Carniceria Quintana, de Cabezón de la Sal, tiene en el municipio de Valdáliga, donde ha puesto en valor el producto de alta calidad que se obtiene de la raza autóctona de ganado vacuno de la región.

Blanco ha conocido de primera mano el trabajo que se realiza en esta explotación ganadera, basado en el cuidado de una alimentación natural y en un manejo que garantiza las condiciones de bienestar animal, ha informado el Gobierno en nota de prensa.

El consejero ha destacado la labor de esta empresa familiar arraigada en la región que con la marca 'Quintana', además de ofrecer calidad en sus productos, también genera empleo, "llevando el nombre de la raza Tudanca por toda España".

Asimismo, ha reafirmado el compromiso del Gobierno de Cantabria de seguir apoyando y potenciando al sector ganadero de la región al ser una de las actividades más enraizadas de la Comunidad.

Además, ha recordado que la ganadería es una actividad generadora de empleo directo e indirecto con capacidad para crear "una importante red de servicios a su alrededor".

De esta manera, ha destacado la ganadería como motor económico y elemento vertebrador de Cantabria que garantiza la estabilidad que necesita el medio rural para hacer frente al despoblamiento de sus municipios.

En relación al sector de la carne, el consejero ha recordado el reciente apoyo de su departamento a las explotaciones de producción cárnica de Cantabria, a través de la publicación el pasado 12 de abril de un decreto de concesión directa de subvenciones por un total de 1,2 millones de euros.

En la visita también han estado presentes los alcaldes de Valdáliga, Lorenzo González, y de Cabezón de la Sal, Víctor Manuel Reinoso, los dos municipios en los que se reparte esta empresa, ya que la carnicería de la familia se encuentra en el núcleo de Cabezón.

Ambos ediles han valorado y agradecido la visita del consejero a esta explotación ganadera para conocer el trabajo que realiza esta "marca de referencia en carne de tudanca de Cantabria". También lo ha hecho el titular y gerente del cebadero, Manuel Quintana, que ha valorado la visita a sus instalaciones para mostrar el trabajo que hay detrás de los platos de carne de tudanca.

Quintana ha explicado que estos animales suelen estar durante 6 y 7 meses en el cebadero, "un proceso que se alarga un poco más ya que utilizamos piensos naturales muy suaves", ha indicado.

La estabulación situada en una zona cercana al monte El Turujal, tiene un censo próximo a los 150 y 200 animales. Se trata de un cebadero de ciclo cerrado que cuenta, fundamentalmente, con proveedores de reses de Cantabria.

En el encuentro también han participado las directoras generales de Ganadería, Beatriz Fernández, y de Desarrollo Rural, Marisa Pascual.

Blanco pone en valor la carne de la raza tudanca como producto de alta calidad de...
Comentarios