miércoles. 07.12.2022

La Guardia Civil intercepta a un conductor por conducción temeraria, quintuplicando la tasa de alcohol máxima permitida

Inmovilizado el vehículo reanudó la marcha colisionando contra un árbol.

tráfico furgoneta
tráfico furgoneta

Componentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil de Cantabria, han procedido a investigar a un varón de 53 años, natural de Moldavia y vecino de Santander, como presunto autor de varios delitos contra la seguridad vial, al conducir un vehículo de forma manifiestamente temeraria, con riesgo para la integridad del resto de los usuarios de la vía y conducir bajo los efectos de bebidas alcohólicas.

La tarde del pasado 13 de noviembre, tras recibirse avisos en el servicio de emergencias 112-Cantabria, alertando de la existencia de una furgoneta circulando a gran velocidad y en zig-zag por la autovía S30 a la altura de Igollo de Camargo, la Guardia Civil estableció un dispositivo para su localización e interceptación.

Una vez localizado el vehículo, el conductor hizo caso omiso a las señales de alto de los agentes, continuando su marcha poniendo en riesgo al resto de usuarios.

Los agentes finalmente pudieron darle el alto, observando que el conductor presentaba signos evidentes de estar bajo la influencia de bebidas alcohólicas, ante lo cual le practicaron la prueba de detección de alcohol, quintuplicando la tasa máxima permitida, procediendo a la inmovilización del vehículo.

Intentó reanudar la marcha con un inmovilizador colocado.

Una hora más tarde se recibió nuevamente aviso de un accidente en la zona donde se encontraba el vehículo inmovilizado.

Hasta el lugar se desplazaron efectivos de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil de Cantabria, los cuales pudieron comprobar que el vehículo accidentado correspondía con el inmovilizado esa misma tarde.

Para la inmovilización se había dispuesto la colocación de un dispositivo mecánico en la furgoneta, por lo que su conductor sólo pudo circular unos pocos metros, hasta que colisionó contra un árbol.

A la llegada de los agentes, en el interior del vehículo se encontraba el conductor anteriormente reseñado, volviendo a arrojar resultado positivo en la prueba de detección de alcohol, cuadruplicando la tasa máxima permitida, por lo que se procedió a investigarle por otro nuevo delito contra la seguridad vial.

La Guardia Civil intercepta a un conductor por conducción temeraria, quintuplicando la...
Comentarios