Comunicado por el 47 aniversario de la creación de la República Saharaui

WhatsApp Image 2023-02-27 at 15.05.01

Hoy,  27 de febrero de 2023, el pueblo saharaui conmemora  el 47º aniversario de la creación de la  República Árabe Saharaui Democrática  sin tener nada más que  celebrar que un abandono.

Tras 47 años de ocupación del Sáhara Occidental y de  lucha del pueblo saharaui, el conflicto persiste. Tanto la población residente en los territorios ocupados como quienes viven en los campamentos de personas refugiadas de Tinduf, ven vulnerados sus derechos humanos y son obligados a vivir bajo la ocupación marroquí o en campamentos de refugiados.

Las  Naciones Unidas siguen sin dar pasos firmes  para desbloquear las conversaciones entre el Frente Polisario y el Reino de Marruecos. Marruecos, con absoluto ninguneo al organismo internacional,  ha impedido que el Sr. De Mistura pueda visitar el Territorio No Autónomo ocupado por el Reino de Marruecos, y ha bloqueado a cualquier inspección independiente, incluso para la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU.

La violación de los derechos humanos tras la ruptura del alto el fuego por las fuerzas de ocupación marroquíes es alarmante,  han aumentado su presencia militar y paramilitar incrementando las violaciones de los derechos fundamentales de los saharauis.

Los domicilios son allanados y sus habitantes arrestados, amenazados, detenidos y torturados. Una especial persecución sufren todas las defensoras y los defensores de los derechos humanos y las voces de disidencia contra las fuerzas de ocupación, como se destaca en el caso de la activista Sultana Jaya y su familia, víctimas de violencia psíquica, física y sexual por defender los legítimos derechos de su pueblo a la autodeterminación e independencia, reconocidos por las Naciones Unidas.

Pese a la gravedad de la situación, la Comunidad Internacional ha abandonado la vigilancia de los derechos humanos en los territorios ocupados.  

La no asistencia a personas en peligro sigue siendo considerada por la mayoría de los reglamentos internacionales como delito, al igual que el expolio de los recursos naturales de un territorio por parte de una fuerza ocupante. Pese a ello, la Comunidad Internacional no actúa, optando por colocarse al lado del agresor.

Los Tribunales europeos han sentenciado y han sido claros:   “la soberanía del Reino de Marruecos sobre el Sáhara occidental no está reconocida ni por la Unión Europea ni por sus Estados miembros ni, de manera más general, por la ONU”.  Sin embargo,  más de un  año después, la Unión Europea sigue ninguneando y omitiendo su deber de negociación con los legítimos representantes del pueblo saharaui.

El giro político de España no ha venido sino a poner la puntilla a este ninguneo  al pueblo saharaui, a retratar  el abandono.

Ahora es más necesario que nunca que la Comunidad Internacional  denuncie las graves vulneraciones de los derechos de expresión, reunión, asociación y manifestación de la población saharaui en los territorios ocupados y de todos los derechos inherentes a la integridad física y psíquica de la persona, y que exija que se cumplan las resoluciones de Naciones Unidas y el respeto a los derechos humanos más básicos que sistemáticamente le son negados a la población saharaui.

Por todo ello:

DENUNCIAMOS, de nuevo, que la presencia marroquí en el Sáhara Occidental es ilegal y que no puede tener efectos jurídicos ni políticos que menoscaben el derecho del pueblo saharaui a la autodeterminación e independencia.

RECORDAMOS que el Sáhara Occidental es un Territorio No Autónomo, sometido al Derecho Internacional,   y   exigimos que cese su ocupación ilegal y se permita el ejercicio del derecho del Pueblo saharaui a la autodeterminación.

EXIGIMOS al Reino de Marruecos la inmediata liberación de los presos políticos y de conciencia saharauis y que cesen las violaciones de derechos humanos en las prisiones que controla, garantizándose la integridad física y psíquica de los presos.

DENUNCIAMOS el expolio de los recursos naturales    y exigimos a las empresas que operan en la zona el respeto al Derecho internacional y a los derechos de la población saharaui, instando a los interesados (empresas y países), a entablar negociaciones con el legítimo representante del Pueblo saharaui, el Frente POLISARIO.

DENUNCIAMOS el giro dado por el  Gobierno de España con respecto al Sahara Occidental, al defender la propuesta de autonomía realizada por Marruecos, ya que obvia de plano que se trata de una cuestión de descolonización inconclusa por parte de España, que sigue siendo potencia administradora del territorio, como señala el Auto del Pleno de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, que se pronuncia sobre España como “Potencia Administradora de iure” del Sáhara Occidental.

Como potencia administradora, España debe apoyar  sin ambigüedades los procesos políticos de Naciones Unidas y la Unión Africana para llegar a una solución política, justa y definitiva.  Debe respetar el Derecho Internacional y el derecho a la autodeterminación del pueblo saharaui.

INSTAMOS a Naciones Unidas a que promueva, sin más dilación, la solución justa y definitiva del conflicto del Sáhara Occidental, solución que pasa por llevar a la práctica el derecho de autodeterminación del pueblo saharaui mediante la celebración del referéndum. E instamos al Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra a que nombre a un Relator de Derechos Humanos para el Sáhara Occidental.

EXIGIMOS a la Unión Europea que haga efectiva la cláusula de respeto a los derechos humanos establecida en el Acuerdo Preferencial con el Reino de Marruecos.

Comentarios